FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA: CRISTO QUISO PERTENECER A UNA FAMILIA QUE EXPERIMENTO EL EXILIO PARA QUE NADIE SE SIENTA EXCLUIDO DE LA CERCANIA AMOROSA DE DIOS


Ciudad del Vaticano, 29 diciembre 2013 (VIS).- El primer domingo después de Navidad se celebra la fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret y el Papa Francisco ha recordado en el Angelus de este mediodia que Jesús quiso nacer “en una familia humana, quiso tener una madre y un padre. Como nosotros”.



Y hoy el Evangelio –ha dicho a los miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro- nos presenta a la Sagrada Familia en el camino doloroso del exilio, en busca de refugio en Egipto. José, María y Jesús experimentan la condición dramática de los prófugos, marcada por el miedo, la incertidumbre y las penurias. Desgraciadamente, en nuestros días, millones de familias pueden reconocerse en esta triste realidad. Casi cada día la televisión y los periódicos dan noticias de prófugos que huyen del hambre, de la guerra, de otros peligros graves, en busca de seguridad y de una vida digna para ellos y para sus propias familias. En tierras lejanas, incluso cuando encuentran trabajo, no siempre los prófugos y los inmigrantes encuentran acogida verdadera, respeto, estima de los valores de los que son portadores. Sus legítimas expectativas se topan con situaciones complejas y dificultades que parecen, a veces, insuperables”.



El Papa ha invitado a todos los que contemplan a la Sagrada Familia de Nazaret, en el momento en que se ve obligada a convertirse en prófuga a pensar en el drama de los “migrantes y refugiados que son víctimas del rechazo y de la explotación…de la trata de personas y del trabajo que los esclaviza”, pero también en aquellos otros a los que ha denominado como “exiliados escondidos”, aquellos… que puede haber dentro de las mismas familias: los ancianos, por ejemplo, que a veces son tratados como presencias molestas”



Jesús quiso pertenecer a una familia que experimentó el exilio, para que nadie se sienta excluido de la cercanía amorosa de Dios. La fuga en Egipto a causa de las amenazas de Herodes nos muestra que Dios está allí donde el ser humano está en peligro, allí donde el hombre sufre, donde escapa, donde siente el rechazo y el abandono”.Pero, ha añadido Francisco: “Dios también está allí donde el hombre sueña, donde espera volver a su patria en la libertad, proyecta y elige una vida digna para sí mismo y para sus familiares”.



El ejemplo de la sencillez de vida de la Sagrada Familia puede servirnos de ejemplo, y hacer que las familias se conviertan cada vez más “en comunidad de amor y de reconciliación, en la que se experimenta la ternura, la ayuda y el perdón recíproco.

Después Francisco ha instado a los fieles a repetir “las tres palabras clave para vivir en paz y alegría en la familia: “permiso”, “gracias”, “perdón”, explicando que “cuando en una familia no se es entrometido y se pide permiso… no se es egoísta y se aprende a decir gracias, y cuando… uno se da cuenta de que ha hecho algo malo y sabe pedir perdón, ¡en esa familia hay paz y hay alegría¡.



Por último ha animado a las familias a “tomar conciencia de la importancia que tienen en la Iglesia y en la sociedad” porque “el anuncio del Evangelio pasa ante todo, a través de las familias, para alcanzar después los diversos ámbitos de la vida cotidiana” Y ha rogado a María, José y Jesús que “iluminen, consuelen, guíen a toda familia del mundo, para que puedan cumplir con dignidad y serenidad la misión que Dios le ha encomendado”.



Después de rezar el Angelus el Papa ha recordado que el próximo consistorio y el próximo Sínodo de los Obispos afrontarán el tema de la familia y, por ese motivo, ha rezado la oración que ha compuesto a la Sagrada Familia invitando a todos a unirse espiritualmente a él, y en especial a los fieles conectados con la Plaza de San Pedro desde la basílica de la Anunciación en Nazaret, en el templo de la Sagrada Familia en Barcelona y en el santuario de Loreto:



Jesús, María y José, en ustedes contemplamos el esplendor del amor verdadero,a ustedes nos dirigimos con confianza.Sagrada Familia de Nazaret,haz que también nuestras familias sean lugares de comunión y cenáculos de oración,auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas. Sagrada Familia de Nazaret, que nunca más en las familias se vivan experiencias de violencia, cerrazón y división: que todo el que haya sido herido o escandalizado conozca pronto el consuelo y la sanación. Sagrada Familia de Nazaret, que el próximo Sínodo de los Obispos pueda despertar en todos la conciencia del carácter sagrado e inviolable de la familia, su belleza en el proyecto de Dios. Jesús, María y José, escuchen y atiendan nuestra súplica. Amén”.

08:37:00

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets