noviembre 2020

13:19:00

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - La actividad formativa promovida por los Secretariados Internacionales de las Obras Misionales Pontificias (OMP), a través de la Pontificia Unión MIsional (PUM), no se detiene en tiempo de pandemia y continúa online. La PUM ha organizado tres webinars, programados para los primeros meses de 2021, en inglés, español y francés, para el personal y colaboradores de las Obras Misionales Pontificias en el mundo a nivel nacional o diocesano. Son las sesiones de formación que anualmente promueven las Secretarías Internacionales de las OMP para las Direcciones Nacionales. Los cursos están diseñados y dirigidos específicamente para quienes están involucrados en las estructuras de las OMP en todos los continentes, en los departamentos de comunicación y recaudación de fondos.

El primer webinar, dedicado a los usuarios de habla hispana, se llevará a cabo del 2 al 4 de febrero de 2021 utilizando la plataforma online Zoom y se titula “La misión de la Iglesia: la caridad misionera y el fundraising”. El curso está organizado por la PUM y el Centro Internacional de Animación Misionera (CIAM), en colaboración con la Dirección Nacional de las OMP de España. El webinar, que incluye tres días de formación con una conexión diaria de unas 3 horas, contará, entre otros, con Juan Uribe, presidente del Instituto de Fundraising Católico de Madrid y el padre Cristian Mendoza, de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz de Roma, quien también participará en los webinars en francés e inglés.

El segundo curso online, también a través de la plataforma Zoom, está dirigido a francófonos y se lleva a cabo del 1 al 5 de marzo de 2021. El tema será “Mission de l'Eglise: communications, charité et collecte de fonds”. Intervendrán, entre otros, el padre Benoit Kouassi, vicepresidente de la Facultad de Comunicación de la Université Catholique d'Afrique de l'Ouest (UCAO) en Costa de Marfil. El curso está organizado por la PUM y el CIAM, en colaboración con la Dirección Nacional de las OMP del Canadá Francés.

El tercer curso online estará dirigido a personas de habla inglesa y llevará por título “Church’s Mission: Media Communication, Charity and Fundraising”. Se lleva a cabo del 8 al 13 de marzo de 2021 por Zoom y está organizado por la PUM y el CIAM, en colaboración con la Dirección Nacional de las OMP de Australia (Misión Católica). Habrá sesiones diarias de unas 3 horas por e intervendrán, entre otros, Simone Medri, Digital and Online Manager de las OMP de Australia.

Para inscribirse en los tres webinars, es necesario contactar con las Direcciones Nacionales de las OMP de cada país.
(Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

13:19:00

Karachi (Agencia Fides) - “Agradecemos al gobierno federal de Pakistán por haber tomado la histórica decisión de prohibir la tradición de la dote en el país. Esta medida facilitará los matrimonios y va en la dirección de no fomentar el materialismo. Esta decisión es algo bueno para los más pobres de la nación”. Lo afirma el obispo Samson Shukardin OFM, de la diócesis de Hyderabad, en un mensaje enviado a la Agencia Fides, en el que valora la reciente medida adoptada por el gobierno.

El Ministro Federal de Asuntos Religiosos de Pakistán ha prohibido en las últimas semanas la tradición de la dote en Pakistán, dictaminando que es ilegal que el hombre o su familia pidan una dote a la familia de la novia. Pakistán se convierte en el primer país islámico del mundo en prohibir la tradición de la dote a la que estaban obligados todos los ciudadanos independientemente de su confesión religiosa.

El obispo Samson Shukardin OFM explica: “Para mí siempre es triste enterarme de que un matrimonio se pospone o cancela debido a la falta de dote. Siempre hemos animado a las familias a abandonar estas viejas tradiciones porque la vida se ha vuelto muy cara y hay que pensar en las necesidades diarias. Además, la riqueza material ciertamente no es el aspecto central del matrimonio, que es la unión sagrada de un hombre y una mujer”.

El obispo destaca que la reciente medida “será buena para las personas que viven por debajo del umbral de la pobreza, las familias de clase media y las que se ven obligadas a retrasar el matrimonio de su hija por motivos de dote”. Monseñor Shukardin recomienda que el Ministerio Federal de Asuntos Religiosos “legisle y aplique adecuadamente la ley según la cual ninguna mujer sea sometida a violencia por no haber aportado una dote suficiente”.

Mario Rodrigues, párroco de la parroquia de St. Judah en Karachi, hablando con Fides, observa: “Se quita un peso de los hombros de los pobres. Siempre he pensado que la práctica de la dote era una maldición para nuestra sociedad moderna porque las familias, para llegar a la cantidad necesaria, se endeudan y quedan ahogadas por estas deudas de por vida”. El padre Rodrigues también señala: “Otro problema relacionado con la dote es el de la ostentación y el materialismo. Ahora pensaremos en los aspectos esenciales del matrimonio, a saber, el Sacramento, la unión de los esposos, la relación con Dios y el deseo de formar una familia santa”.
(AG/PA) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

13:19:00

Panaji (Agencia Fides) - La comunidad católica de Goa vivirá un “Año bíblico” especial dedicado a la profundización y el anuncio la Palabra de Dios. Así lo anunció el arzobispo Filipe Neri Ferrao en una solemne Eucaristía celebrada en con motivo del 49º aniversario de la muerte del beato Giacomo Alberione, el pasado 26 de noviembre. Como recoge la Agencia Fides, el Año Bíblico, -organizado y comisariado por la Familia Paulina (formada por religiosos, religiosas y laicos), en colaboración con el Centro Diocesano de Apostolado Bíblico-, se centrará en el tema “Para que la Palabra del Señor se difunda rápidamente”, y tendrá una finalidad esencialmente misionera. Como explicó el arzobispo, “los fieles están llamados en este tiempo a compartir sin miedo el mensaje de Cristo”.

Al recordar la parábola bíblica del sembrador, el arzobispo señaló que “Jesús salió de la zona de confort, asumió riesgos al compartir el mensaje del Padre Celestial, proclamó incansablemente la Palabra a través de sus palabras y hechos. Sus palabras no siempre fueron bienvenidas. Sin embargo, no se detuvo”. “Todo bautizado está llamado a seguir el ejemplo de las acciones de Cristo”, dijo el arzobispo Filipe Neri Ferrao proclamando la Buena Nueva con palabras y hechos. “Cuando Jesús entra en la vida de una persona, la transforma. Lo vemos en la vida de san Pablo y de san Francisco Javier, para cuya fiesta nos estamos preparando ahora”, añadió.

Refiriéndose al beato Alberione, el arzobispo dijo que “el padre Giacomo Alberione vivió profundamente la Palabra. Es un testimonio poderoso de vivir la Palabra de Dios. La Palabra le dio la fuerza para dar vida a 5 institutos religiosos, 4 Institutos Seculares y la Asociación de Cooperadores Paulinos en la Iglesia”.

El arzobispo Ferrao exhortó a los fieles a “seguir el camino de los santos que se arriesgaron y abandonaron sus zonas de confort para servir al pueblo de Dios, compartiendo con ellos la Palabra de Dios que sana y da vida”.

El arzobispo presentó a todas las comunidades, parroquias y movimientos algunos puntos clave y criterios guía para vivir este Año Bíblico: adentrarse en el tesoro de la Biblia, animando a los fieles a leer y ser iluminados por la Palabra de Dios, especialmente en este momento de la pandemia; crear obras artísticas o productos multimedia inspirados en temas y pasajes de la Biblia (especialmente para jóvenes y adolescentes); realizar un concurso de arte para “mostrar la belleza de las virtudes bíblicas”; ayudar a los fieles pobres y necesitados a obtener una Biblia; organizar encuentros de Lectio Divina para profundizar, vivir y compartir la Palabra; y releer y proponer la vida de algunos santos y testigos que vivieron en plenitud la Palabra de Dios y el año anunciado.
(LM/PA) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

13:19:00

Brasilia (Agencia Fides) – “Estamos en un momento de muchas preguntas y nos toca a nosotros escuchar lo que el Espíritu tiene que decir a la Iglesia en este contexto”, explican los obispos brasileños, invitando a reflexionar sobre la presencia y misión de la Iglesia en la realidad de país, con un mensaje de esperanza y cercanía en el contexto del coronavirus.

“Este año estalló inesperadamente la pandemia de COVID-19 alterando nuestra rutina, revelando otras enfermedades de nuestro tiempo y provocando un gran impacto en el sistema de salud, la seguridad, los sistemas productivos ya frágiles, la educación, la familia y la vida social y religiosa en general”. Por ello, subrayan en su mensaje que “esta prueba ha propiciado importantes oportunidades para la vida y el anuncio del Evangelio” y reconocen “el compromiso de muchas comunidades cristianas que han sido creativas para mantener su acción evangelizadora, especialmente a través de las redes sociales”. “La Iglesia doméstica se ha fortalecido como Casa de la Palabra, del Pan, de la Caridad y de la Misión”, así como “el protagonismo de los laicos y, sobre todo, de las mujeres en la promoción de la Iglesia en sus hogares”, escriben.

“Nos impulsa el Evangelio a perseverar en la caridad”, prosiguen, señalando que, en las parroquias, comunidades eclesiales misioneras e instituciones religiosas de todo el país, “se han multiplicado las redes de solidaridad en defensa de la vida”, se ha activado la solidaridad para las personas en situación de vulnerabilidad social en el contexto de la pandemia, y junto con otras realidades de la sociedad civil, estamos tratando de hacer realidad el Pacto por la vida y por Brasil, invitando a toda la sociedad a no dejar a nadie atrás en este período de pandemia”.

Inspirándose en la encíclica “Fretelli tutti” del Papa Francisco, los obispos brasileños exhortan: “debemos escuchar el grito de las familias, trabajar por una economía más atenta a los principios éticos, ofrecer una política mejor que no se desvíe del bien común”. “Hay una necesidad urgente de combatir el racismo oculto, que no deja de reaparecer”. Es necesario “garantizar la vida desde la concepción hasta la muerte natural, preservar el medio ambiente y trabajar en defensa de las poblaciones vulnerables, especialmente de indígenas y de quilombolas”. Los obispos están preocupados por el aumento de distintas formas de violencia, también el feminicidio, e invitan a que “como discípulos misioneros, crezcamos en este momento difícil comprometidos con la eliminación de las desigualdades y la reivindicación de la injusticia”.

En la parte final del mensaje, piden a Dios que acoja en su seno a los fallecidos en este período, que dé consuelo y paz a las familias en duelo, que bendiga a los incansables trabajadores de la salud, a los maestros y a todos aquellos que trabajan en los servicios esenciales, así como a los sacerdotes, diáconos permanentes, consagrados, laicas y laicos “para que se sientan animados”. “El Adviento es el momento de renovar nuestra esperanza. Confiados, afirmamos que la fe en Cristo nunca se ha limitado a mirar hacia atrás o solo hacia arriba, sino que siempre ha mirado hacia adelante. No os desaniméis, no estamos solos. El Señor está con nosotros”, concluyen.
(SL) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

13:19:00

El padre Matthew Dajo

Abuya (Agencia Fides) - Naciones Unidas reporta el asesinato de más de 110 agricultores a manos de los terroristas de Boko Haram. Sucedió el 28 de noviembre en la aldea de Zabarmari, una comunidad de productores de arroz en la zona de Jere del estado de Borno, en el norte de Nigeria.

“A primeras horas de la tarde del 28 de noviembre, hombres armados subidos en motocicletas llevaron a cabo un brutal ataque contra hombres y mujeres civiles que trabajaban en los campos de Koshobe y otras comunidades rurales en el área del gobierno local de Jere”, informa a través de un comunicado Edward Kallon, Coordinador humanitario de la ONU en Nigeria. Indica además que varias personas resultaron heridas en este despiadado atentado y que muchas mujeres podrían haber sido secuestradas por los milicianos de Boko Haram.
El sangriento ataque podría ser una represalia contra los agricultores ya que un grupo de ellos entregó a un miembro de Boko Haram a las autoridades.

Monseñor Ignatius Ayau Kaigama, arzobispo de Abuya, lamentó el hecho de que el gobierno nigeriano excluya a la Iglesia católica de los programas de ayuda para las víctimas del terrorismo de Boko Haram. “La Iglesia católica, con su experiencia de estar con y para los pobres, su apoyo a las víctimas del terrorismo y de otros desastres, sorprendentemente no está incluida en la asignación de ayuda proporcionada por gobiernos extranjeros”, lamenta Kaigama en un comunicado del que se hace eco Ayuda a la Iglesia Necesitada.

“Por ejemplo, al establecer Comisión de Desarrollo del Noreste donde opera Boko Haram, el gobierno no ha incluido a ningún representante de la Iglesia católica cuya comisión Justicia, Desarrollo y Paz ha llevado a cabo actividades de ayuda espiritual y psicológica, además de brindar apoyo material a miles de personas afectadas por la violencia terrorista”, señala el arzobispo.

La inseguridad también afecta a la capital federal, Abuya. “La semana pasada, cinco niños de la misma familia fueron secuestrados en una de nuestras parroquias en la archidiócesis de Abuya. Al día siguiente también fue secuestrada una mujer mientras se preparaba para su boda por la iglesia. Aún no se ha encontrado a ninguno”, denuncia monseñor Kaigama.

También un sacerdote católico sigue en manos de los secuestradores. El padre Matthew Dajo fue agredido y secuestrado por hombres armados el domingo 22 de noviembre en su casa de la parroquia de San Antonio, en Yangoji, en Abuya. “Un sacerdote fue secuestrado y sigue en manos de sus captores. Les pido que recen por su liberación”, implora monseñor Kaigama.
(L.M.) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

13:19:00

Addis Abeba (Agencia Fides) – “Hago un enérgico llamamiento al Primer Ministro de Etiopía para que se aborde urgentemente la situación de los 100.000 refugiados eritreos”, pide el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, expresando la preocupación de la Comunidad Internacional por el destino de los casi 100.000 refugiados eritreos presentes en la región etíope de Tigray, donde, según el gobierno de Addis Abeba, se completó con éxito la ofensiva militar contra las fuerzas rebeldes del Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) lanzada el 26 de noviembre (ver Fides 26/11/2020).

Según informaciones aún no confirmadas, algunos refugiados habrían sido secuestrados. Si se confirma, ese trato a los refugiados en los campos cerca de la frontera de Tigray con Eritrea “sería una grave violación de las normas internacionales”, advirte Grandi.

El TPLF acusa al gobierno de Eritrea de proporcionar ayuda militar al gobierno de Addis Abeba. De acuerdo con algunas informaciones, el domingo 29 de noviembre se produjeron al menos seis explosiones en la capital de Eritrea, Asmara, posiblemente provocadas por cohetes disparados por rebeldes desde la vecina Tigray.

Mientras tanto, aunque aún se desconoce si la capital de Tigray, Mekele, está en manos del ejército regular, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informa de que un importante hospital en el norte de Etiopía, el Ayder Referral Hospital, está continuamente recibiendo a los heridos, un hecho “que obligó al hospital a suspender otros servicios médicos para que el personal, con recursos limitados, pudiera dedicarse a la atención médica de emergencia”. Los hospitales y centros de salud en la región de Tigray están al límite de suministros para la atención de los heridos.

También hay escasez de alimentos, ya que la región ha estado aislada sin recibir ayuda externa durante casi un mes.
(L.M.) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

13:19:00

lunes, 30 noviembre 2020

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - El Santo Padre Francisco, el 29 de noviembre de 2020, nombró obispo de la diócesis de Homa Bay (Kenia) al padre Michael Otieno Odiwa, del clero de Homa Bay, actualmente sacerdote Fidei Donum en la archidiócesis Metropolitana de Adelaide (Australia).

Monseñor Michael Otieno Odiwa nació el 11 de noviembre de 1962 en Sori Karungu, en la diócesis de Homa Bay. De 1972 a 1979 asistió a las escuelas primarias locales, mientras que cursó secundaria en el Seminario St. John en Rakwaro (1980-1983) y el Mother of the Apostles Seminary de Eldoret (1984-1985). Después del año propedéutico en el St. Mary's Senior Seminary, en la diócesis de Nakuru (1986), completó sus estudios de Filosofía en el St. Augustine's Senior Seminary en Mabanga, en la diócesis de Bungoma (1987-1988) y los de Teología en el St. Matthias Mulumba Senior Seminary de Tindinyo, en la diócesis de Eldoret (1989-1992). Fue ordenado sacerdote el 3 de julio de 1993 para la diócesis de Homa Bay.

Posteriormente ocupó los siguientes cargos: ministerio pastoral en la St. Theresa’s Parish ad Asumbi (1993-1997); formador en el Seminario de San Juan (1997-1998) y párroco de Nuestra Señora de Fátima en Rakwaro (1998-2000). Estudió en Roma en la Pontificia Universidad Urbaniana, donde obtuvo el Doctorado en Derecho Canónico, residiendo en el Collegio S. Pietro (2000-2005). También fue párroco del Sagrado Corazón de Ang'iya (2005-2009); párroco de St. Arnold en Nyalieng’a (2009-2012); párroco della Cattedrale St. Paul’s Parish (2012-2015); vicario General (2007-2015); desde 2015 hasta ahora el sacerdote Fidei Donum en la archidiócesis Metropolitana de Adelaide (Australia), ocupando también los cargos de vicario de la Annunciation Church a Hectorville en Hectorville y Defensor del Vínculo del Tribunal Eclesiástico Provincial.
(SL) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

10:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- El próximo 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada, el Papa Francisco “cumplirá un acto de devoción privada, confiando a la Virgen la ciudad de Roma, sus habitantes y los numerosos enfermos de todas partes del mundo” y no acudirá a la plaza de España de la capital italiana.

Así ha informado hoy, 30 de noviembre de 2020, la Oficina de Prensa de la Santa Sede, a través de un comunicado.

La nota explica que “la elección de no ir por la tarde a la plaza de España para el tradicional acto de veneración de la Inmaculada Concepción se debe a la continua situación de emergencia sanitaria y con el fin de evitar cualquier riesgo de contagio causado por las reuniones masivas”.

Veneración de la Inmaculada

Normalmente, para la solemnidad de la Inmaculada Concepción, el Papa venera a la Virgen María en la parte superior de la columna situada en la plaza de España.

Este evento es muy apreciado por los romanos, que acuden durante todo el día a depositar flores en la estatua en una larga procesión iniciada por los bomberos de la ciudad. En honor a sus 220 colegas que inauguraron el monumento el 8 de diciembre de 1857, los bomberos suben cada año a la cima de la estatua, colocando una guirnalda de flores en el brazo de la Virgen.

La Virgen fue instalada en el citado lugar después de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción por Pío IX (1854), sobre una columna de 12 metros de altura de la época romana, encontrada en 1777 en las excavaciones de la iglesia de Santa María en Campo Marzo.

Con Anne Kurian-Montabone

Let's block ads! (Why?)



10:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- El cardenal Felipe Arizmendi Esquivel, obispo emérito de San Cristóbal de Las Casas y colaborador de zenit, tomó solemnemente posesión del título de San Luis María Grignion de Montfort el domingo 29 de noviembre de 2020, a las 19 horas.

El prelado mexicano fue creado cardenal, junto con otros 12, en el 7º Consistorio de Cardenales del pontificado del Papa Francisco el pasado sábado 28 de noviembre.

Toma de posesión

Según informa L’Osservatore Romano, en la iglesia romana de Viale dei Monfortani, en el distrito de Primavalle, el purpurado fue recibido por el párroco, el padre Luigi Colleoni, que le presentó el crucifijo para que lo besara y lo venerara.

Después de rociar a los presentes con agua bendita, el cardenal presidió la Misa. Al principio de la celebración, el padre Colleoni leyó la bula papal.

Concelebrantes

Concelebraron, entre otros, Mons. Jorge Carlos Patrón Wong, también mexicano, arzobispo emérito de Papantla y hoy secretario de la Congregación para el Clero; y el padre Luiz Augusto Stefani, superior general de la Compañía de María (misioneros monfortianos).

Entre los presentes, el embajador de México ante la Santa Sede, Alberto Medardo Barranco Chavarría. El rito fue dirigido por el maestro de ceremonias pontificio monseñor Krzysztof Marcjanowicz, indica la citada fuente.

Foto: L’Osservatore Romano

Let's block ads! (Why?)



07:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- En el marco de la fiesta del Apóstol San Andrés, patrón del Patriarcado Ecuménico, el cardenal Koch participó con una delegación del Vaticano en la Divina Liturgia celebrada en Estambul.

Este gesto se realiza debido al tradicional intercambio de delegaciones para las respectivas fiestas de los santos patronos: el 29 de junio en Roma para la celebración de los santos Pedro y Pablo y el 30 de noviembre en Estambul para la celebración de san Andrés.

Delegación vaticana

Según informa un comunicado de la Santa Sede, el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, “ha encabezado la delegación de la Santa Sede para la fiesta del Patriarcado Ecuménico, compuesta por el secretario del Dicasterio, Mons. Brian Farrell y el subsecretario, Mons. Andrea Palmieri”.

En Estambul, se sumó a la delegación el nuncio apostólico en Turquía, Mons. Paul F. Russell.

Divina Liturgia

“La delegación de la Santa Sede ha participado en la solemne Divina Liturgia presidida por el Patriarca Ecuménico Bartolomé I en la Iglesia Patriarcal de San Jorge al Fanar”, se lee en la nota.

Además, el texto indica que el cardenal Koch entregó al Patriarca Ecuménico “un mensaje autógrafo del Santo Padre, que ha leído públicamente al final de la Divina Liturgia”.

Let's block ads! (Why?)



07:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- Con motivo de la festividad de san Andrés de hoy 30 de noviembre de 2020, el Papa Francisco ha enviado un mensaje al patriarca ecuménico Bartolomé I, arzobispo de Constantinopla, al que transmite “con alegría” su “cercanía espiritual”.

El Pontífice ha rogado a Dios su bendición para Bartolomé y todos los miembros de la Iglesia Ortodoxa reunida “para la Divina liturgia”. Asimismo, señala que “recordar la caridad, el celo apostólico y la perseverancia de san Andrés es fuente de ánimo en estos tiempos difíciles”, y “dar gloria a Dios también fortalece nuestra fe y esperanza” en el Padre.

Promoción de la paz

Rememorando la presencia del patriarca en el Encuentro Internacional por la Paz celebrado en Roma el octubre pasado, el Santo Padre ha sumado los “desafíos que plantea la actual pandemia” a la guerra y los “conflictos armados” que roban “la vida de innumerables hombres y mujeres”.

Las iniciativas nacionales e internacionales de promoción de la paz, apunta, “son útiles y necesarias”, pero el conflicto nunca cesará “hasta que todas las personas alcancen una conciencia más profunda” de responsabilidad “como hermanos y hermanas”. Iglesias cristianas y tradiciones religiosas deben “ofrecer un ejemplo de diálogo, respeto mutuo y cooperación práctica”.

Compromiso con el diálogo

El Papa describe la fraternidad experimentada en sus diversos encuentros con el arzobispo de Constantinopla, un “deseo de mayor cercanía y comprensión entre los cristianos” ya iniciado por el Patriarcado Ecuménico antes de que las iglesias “entablaran el diálogo”.

Prueba de ello, aclara, es la carta encíclica del Santo Sínodo que la Iglesia ortodoxa dirigió al resto hace 100 años: “Cuando las diversas Iglesias se inspiren en el amor y lo antepongan a todo lo demás en su juicio sobre los otros y en su relación con cada uno, podrán, en lugar de aumentar y ampliar las disensiones existentes, disminuirlas y reducirlas tanto como sea posible”, indica el antiguo documento.

Plena comunión

En su mensaje, Francisco da gracias a Dios por el último crecimiento de las relaciones entre Iglesia Católica y Patriarcado Ecuménico, “incluso mientras seguimos anhelando el objetivo de la restauración de la plena comunión expresada a través de la participación en el mismo altar eucarístico”.

Asimismo, confirma su confianza en “alcanzar esa meta” recorriendo el camino “juntos en el amor mutuo y persiguiendo el diálogo teológico”, aun con la existencia de “obstáculos”.

Esta esperanza, concluye, “se basa en nuestra fe común en Jesucristo, enviado por Dios Padre para reunir a todas las personas en un solo cuerpo, y la piedra angular de la Iglesia una y santa, el templo santo de Dios, en el que todos somos piedras vivas, cada uno según su propio carisma particular o ministerio otorgado por el Espíritu Santo”.

A continuación, sigue el mensaje completo del Pontífice.

***

Mensaje del Santo Padre

En la fiesta del apóstol Andrés, querido hermano de san Pedro y patrono del Patriarcado Ecuménico, transmito con alegría mi cercanía espiritual a Su Santidad una vez más a través de la delegación. Me uno a usted para dar gracias a Dios por los ricos frutos de la divina Providencia que se manifiestan en la vida de san Andrés.

Asimismo, ruego que, por su poderosa intercesión, nuestro Señor, que lo llamó a estar entre sus primeros discípulos, bendiga abundantemente a Usted, a sus hermanos en el episcopado y a los miembros del Santo Sínodo, y a todo el clero, monjes y fieles laicos reunidos para la Divina Liturgia celebrada en la Iglesia Patriarcal de San Jorge en el Phanar. Recordar la caridad, el celo apostólico y la perseverancia de san Andrés es fuente de ánimo en estos tiempos difíciles y críticos. Dar gloria a Dios también fortalece nuestra fe y esperanza en Aquel que acogió en la vida eterna al santo mártir Andrés, cuya fe resistió en tiempos de prueba.

Recuerdo con gran alegría la presencia de Su Santidad en el encuentro internacional por la paz celebrado en Roma el 20 de octubre pasado, con la participación de representantes de varias Iglesias y otras tradiciones religiosas. Junto con los desafíos que plantea la actual pandemia, la guerra sigue afligiendo a muchas partes del mundo, mientras que nuevos conflictos armados surgen para robar la vida de innumerables hombres y mujeres.

Sin duda, todas las iniciativas adoptadas por las entidades nacionales e internacionales destinadas a promover la paz son útiles y necesarias, pero los conflictos y la violencia nunca cesarán hasta que todas las personas alcancen una conciencia más profunda de que tienen una responsabilidad mutua como hermanos y hermanas. A la luz de esto, las iglesias cristianas, junto con otras tradiciones religiosas, tienen el deber primordial de ofrecer un ejemplo de diálogo, respeto mutuo y cooperación práctica.

Con profunda gratitud a Dios, he experimentado esta fraternidad de primera mano en los diversos encuentros que hemos compartido. A este respecto, reconozco que el deseo de una mayor cercanía y comprensión entre los cristianos se manifestó en el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla antes de que la Iglesia Católica y otras Iglesias se comprometieran en el diálogo. Puede verse claramente en la carta encíclica del Santo Sínodo del Patriarcado Ecuménico dirigida a las Iglesias de todo el mundo hace exactamente cien años.

En efecto, sus palabras siguen siendo válidas hoy en día: “Cuando las diversas Iglesias se inspiren en el amor y lo antepongan a todo lo demás en su juicio sobre los otros y en su relación con cada uno, podrán, en lugar de aumentar y ampliar las disensiones existentes, disminuirlas y reducirlas tanto como sea posible; y promoviendo un constante interés fraternal por la condición, la estabilidad y la prosperidad de las demás Iglesias, por su afán de observar lo que sucede en ellas y por obtener un conocimiento más exacto de ellas, y por su disposición a dar, siempre que se presente la ocasión, una mano de ayuda y asistencia, entonces harán y lograrán muchos bienes para la gloria y el provecho tanto de ellos mismos como de todo el cuerpo cristiano, y para el avance de la cuestión de la unión”.

Podemos dar gracias a Dios de que las relaciones entre la Iglesia Católica y el Patriarcado Ecuménico han crecido mucho en el último siglo, incluso mientras seguimos anhelando el objetivo de la restauración de la plena comunión expresada a través de la participación en el mismo altar eucarístico. Aunque siguen existiendo obstáculos, confío en que caminando juntos en el amor mutuo y persiguiendo el diálogo teológico, alcanzaremos esa meta.

Esta esperanza se basa en nuestra fe común en Jesucristo, enviado por Dios Padre para reunir a todas las personas en un solo cuerpo, y la piedra angular de la Iglesia una y santa, el templo santo de Dios, en el que todos somos piedras vivas, cada uno según su propio carisma particular o ministerio otorgado por el Espíritu Santo.

Con estos sentimientos, renuevo mis mejores deseos para la fiesta de san Andrés, e intercambio con Su Santidad un abrazo de paz en el Señor.

© Librería Editora Vaticana

Let's block ads! (Why?)



06:03:00

(zenit – 30 nov. 2020).- Una multitud de argentinos salió el 28 de noviembre de 2020 a las calles del país para expresar un sí a la vida y un no al proyecto de ley de aborto que, impulsado por el Gobierno Nacional, comenzará a debatirse.

Tal y como informa la Agencia Informativa Católica Argentina AICA en una nota, en Buenos Aires y en más de 400 ciudades hubo movilizaciones con banderas argentinas, pañuelos y carteles con la consigna #LaMayoríaCeleste.

Mensaje del Papa Francisco

“¡El sábado 28 vamos todas y todos a las calles a defender la Vida!”, animó el Papa Francisco en un mensaje destinado a un grupo de mujeres de las villas de Buenos Aires, Argentina.

El Santo Padre expresó estas palabras en una respuesta a las mujeres de las villas de Rodrigo Bueno, villa 31 y José León Suárez que escribieron una carta rogándole que intercediese para que no se apruebe la Ley de Aborto en el país.

“Sobre el problema del aborto tener presente que no es un asunto primariamente religioso sino de ética humana, anterior a cualquier confesión religiosa. Y hace bien hacerse las dos preguntas: ¿es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?; ¿es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”, se lee en el mensaje manuscrito de Francisco compartido en la página de Facebook de la capilla Ntra. Sra. de los Milagros de Caacupé.

“Mayoría Celeste”

“La Marcha por la Vida tiñó de un mismo color la zona del Congreso de la Nación, donde una marea humana se manifestó con banderas argentinas, pañuelos y carteles con la consigna # LaMayoríaCeleste”, indica el artículo de la agencia católica argentina.

La manifestación “por las dos vidas” se replicó en más de 400 ciudades del país, que se unieron en defensa del primer derecho humano con caravanas, mientras que en las redes sociales se multiplicaron las publicaciones de la movilización en Buenos Aires y otros puntos del país.

Este 28 de noviembre (#28N) fue convocado por más de 150 organizaciones provida del país y contó con la adhesión de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), por lo que obispos y pastores también se sumaron a las marchas.

De este modo, según la misma fuente, frente al Congreso pudo verse al arzobispo de Buenos Aires y primado argentino, cardenal Mario Aurelio Poli, y al obispo auxiliar porteño Enrique Eguía Seguí . En las redes sociales circula una foto de ellos  junto al pastor Osvaldo Carnival (Aciera), Rodrigo Fernández Madero, Ana Mármora, Agustín Caulo y Justo Carbajales (Unidad Provida).

También acudieron el obispo auxiliar de Buenos Aires y responsable de la pastoral de las villas, monseñor Gustavo Carrara, así como los obispos auxiliares de Buenos Aires, monseñor Alejandro Giorgi y monseñor Ernesto Giobando.

“La mayoría celeste va a salir una y todas las veces que sean necesarias para garantizar los derechos a la vida de todos los argentinos”, aseguró Memé Moscoso, abogada de Portal de Belén, una de las organizaciones convocantes.

Otras ciudades

De acuerdo a la nota de AICA, en Córdoba, los manifestantes se trasladaron en caravana por las calles de la capital; en Rosario se movilizaron al monumento a la Bandera. En Santa Fe capital, por su parte, hubo una recorrida desde la plaza del Soldado hacia Plaza 25 de Mayo, para luego culminar frente a la Legislatura provincial.

En Mendoza, la concentración fue en el parque San Martín; en Tucumán, dos columnas partieron desde la Rotonda de Yerba Buena y el Parque 9 de Julio para llegar al Monumento del Bicentenario; y en Salta capital, la marcha partió desde el Monumento 20 de febrero en dirección a la estatua de Martín Miguel de Güemes.

La catedral de Merlo-Moreno, vandalizada

Horas antes de iniciarse la manifestación provida, el obispado de Merlo-Moreno indicó que la catedral Nuestra Señora del Rosario fue vandalizada.

El templo sufrió pintadas de color verde, que identifica a los militantes proaborto, y se dejó en la vereda una leyenda, también con pintura del mismo color: “Ni Fernández ni Bergoglio. Aborto legal”, reporta AICA.

Let's block ads! (Why?)



05:19:00

lunes, 30 noviembre 2020

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - El Santo Padre Francisco, el 28 de noviembre de 2020, nombró Vicario Apostólico de El Beni (Bolivia) a monseñor Aurelio Pesoa Ribera, O.F.M., obispo titular de Leges y, hasta ahora, auxiliar de la archidiócesis de La Paz y secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana.
(SL) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

05:19:00

lunes, 30 noviembre 2020

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - El Santo Padre Francisco, el 28 de noviembre de 2020, nombró obispo auxiliar de la diócesis de Daejeon (Corea) al padre Stephanus Han Jung Hyun, del clero de Daejeon, hasta ahora párroco de la parroquia de la Sagrada Familia, asignándole la sede titular de Mozotcori.

Monseñor Stephanus Han Jung Hyun nació el 7 de septiembre de 1971 en Hong Sung, en la diócesis de Daejeon (Corea). Después de la escuela primaria y secundaria, ingresó en el Seminario Mayor de Seúl donde estudió Filosofía y Teología de 1990 a 1996 y después ingresó en el Seminario Mayor de Daejeon, donde estuvo de 1997 a 1999. Fue ordenado sacerdote el 21 de febrero de 2000 para el clero de Daejeon.

Después de la ordenación ocupó los siguientes cargos: vicario parroquial de la Tanbangdong Parish (2000-2001); vicario parroquial de la Dangjin Parish (2001-2002); estudiante en Roma en el Pontificio Instituto Bíblico donde obtuvo la Licenciatura en Estudios del Antiguo Oriente (2002-2010); padre espiritual asistente en el Colegio San José, en Roma (2010-2013). A continuación, fue párroco de la Bedne Parish (2013-2016); miembro del Consejo Presbiterial y Secretario General del Sínodo Diocesano (2015-2019); desde 2014 miembro de la Comisión para la formación permanente del clero y del grupo de Censores del Libro; y desde 2019 hasta ahora párroco de la parroquia Sagrada Familia.
(SL) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

05:19:00

Facebook

No al proyecto de ley de desarrollo metalífero en la provincia de Chubut: los obispos se suman a las protestas

Chubut (Agencia Fides) – Los obispos de la provincia argentina de Chubut, en la parte meridional del nord del país, han vuelto a rechazar el proyecto de ley "Desarrollo industrial metalífero sostenible de la provincia de Chubut" y han pedido al gobernador provincial Mariano Arcioni que desista de esta iniciativa.
En un documento conjunto, los Pastores de Chubut lamentan la falta de respuesta a las diversas solicitudes de los órganos participativos y sugerencias para tomar alternativas, y afirman que ante esta situación no les queda más remedio que decir "no" a estos megaproyectos mineros. “Hoy decimos que no; y nuestro no acompaña a miles de personas en las calles, en lugares lejanos del altiplano ... pero también en los lugares de estudio y trabajo de personas especializadas que quieren hacer oír su voz y el fruto de sus estudios ”. Luego reiteran: "Entonces no, señor gobernador, la voz y el grito de la Iglesia Católica se une al de la Iglesia Metodista y de innumerables asociaciones, asambleas y grupos ambientalistas".
La carta, difundida el 27 de noviembre, está firmada por el Obispo de Comodoro Rivadavia, Mons. Joaquín Gimeno Lahoz; por el Obispo de Esquel, Mons. José Slaby C.Ss.R. y de los Obispos Auxiliares de Comodoro Rivadavia, Alejandro Benna y Roberto Álvarez.
La situación de la minería no es la misma en todo el país. Hay experiencias que muestran la posibilidad de un manejo común entre comunidades y actividades mineras, como la de San Juan. Anteayer, el párroco de la iglesia de Santo Domingo, en el departamento de San Juan, padre Rómulo Cámpora, concedió una breve entrevista a la prensa local donde dijo que "la minería es una posibilidad de progreso, pero siempre en el respeto de las comunidades y con responsabilidad política ".
El padre Cámpora recordó las palabras del Papa Francisco sobre el desarrollo de las actividades mineras y sobre el cuidado del medio ambiente. Valorando los aportes de la industria al desarrollo de las personas y las comunidades, destacó también la necesidad de un compromiso político para la distribución de los recursos para generar un progreso adecuado. En la base es necesario un convenio con la comunidad que vive en la zona, lo que no ocurre en Chubut, donde se está llevando a cabo el proyecto de ley sin consultar a la comunidad.
(CE) (Agencia Fides 30/11/2020)


Compartir:

05:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- En su mensaje final de la 121ª Asamblea Plenaria, los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) afirman que “no hay razones que avalen desoír el clamor de una gran mayoría que se expresó de modo pacífico y acudió a las urnas a manifestar su voz”.

Así ha informado el propio episcopado chileno en una nota difundida el pasado 25 de noviembre de 2020.

Compleja situación del país

En vísperas del inicio del Adviento, los obispos abordaron los intensos momentos que vive el país en esta “compleja situación sanitaria, económica, social y política, y en un relevante proceso constituyente marcado por el gran anhelo de una sociedad más justa y equitativa”.

Los prelados resaltan la persistencia situaciones de violencia sostenida, “con especial impacto en mujeres y menores de edad, en sectores de escasos recursos prisioneros por el narcotráfico, y en la herida permanente que sangra en la región de la Araucanía. El trato denigratorio en el debate político y la debilidad de liderazgos sólo aumentan la crispación de la vida social”.

Cuestionamiento ético

De este modo, el mensaje motiva a un “necesario cuestionamiento ético a nuestros comportamientos y actitudes como sociedad. Invitamos humildemente a los responsables del quehacer público, a asumir los desafíos que como país tenemos, pensando especialmente en los más pobres y vulnerables”.

“No podemos dejar que la agresión y el amedrentamiento se impongan como forma legítima de convivir. Una inmensa mayoría lucha todos los días por un futuro más digno para las generaciones venideras, y lo procura con respeto a los demás en el presente. Esa gran mayoría se ha expresado de modo pacífico y acudió a las urnas a manifestar su voz. No hay razones que avalen desoír ese clamor. Lo que nos corresponde a todos es ayudar a que el camino trazado se realice en paz y limpiamente”, agregan.

Diálogo sincero

Los miembros del episcopado insisten en lo ya manifestado anteriores mensajes, en cuanto a la responsabilidad de quienes están llamados al servicio del bien común en la política y sus diversas expresiones. En este sentido, sostienen que “ello exige abrirse al diálogo sincero y franco. También en la Iglesia, nosotros como pastores, aportamos nuestra disponibilidad de escucha a lo que el Pueblo de Dios quiera manifestarnos”.

Además, consideran que el proceso constituyente incumbe a todos, y abogan porque los valores y principios del Evangelio, especialmente el amor a Dios y al prójimo, la dignidad inalienable de todo ser humano, la justicia, la paz, el bien común, puedan plasmarse en la Carta fundamental, así como en leyes y en decisiones.

Finalmente, el texto invita a un gran esfuerzo para renovar la esperanza: “Al comenzar este tiempo de Adviento, contemplemos con humildad el misterio de Dios-con-nosotros, el Hijo de Dios, Jesús, hijo de María, nacido en un establo sencillo. ¡Eso es Navidad! Así queremos nuestra vida: austera, honesta, afectuosa. Así queremos nuestro Chile: humilde, generoso, fraterno”, concluye el mensaje.

121ª Asamblea Plenaria

De acuerdo a la CECh, la 121ª asamblea plenaria se realizó a través de Zoom en dos momentos: el primero entre el 9 y 12 de noviembre, el segundo los días 23 y 24 de noviembre y reunió a todos los obispos en ejercicio y al administrador apostólico de Valdivia.

En este encuentro se dialogó sobre la realidad política, económica y social del país, tema que se recoge en el mensaje conclusivo, así como también se revisaron los diversos procesos emprendidos por la Iglesia en el último tiempo, como las campañas solidarias en favor de los grupos más afectados por la pandemia del COVID-19 y los desafíos todavía pendientes en cuanto a acompañamiento a víctimas de abusos y en la implementación de los criterios para la prevención y la integridad en el servicio eclesial.

Respecto del proceso de discernimiento hacia una renovación eclesial, emprendido desde agosto de 2018 como consecuencia de la crisis de los abusos, la asamblea resolvió esperar hasta el año 2022 para realizar presencialmente la asamblea eclesial nacional, originalmente prevista para este año, “con la finalidad de poder ser una cabal expresión de sinodalidad y participación laical”.

Let's block ads! (Why?)



05:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).-  Los obispos de la Pastoral Familiar y Vida del episcopado de Paraguay (CEP) se reunieron el pasado miércoles 25 de noviembre con el Ministerio de la Niñez y Adolescencia para analizar el contenido del Plan Nacional de Desarrollo Integral de la Primera Infancia que ha propuesto el gobierno de Mario Benítez.

Tal y como informa la CEP en una nota, la reunión se mantuvo entre monseñor Miguel A. Cabello, obispo de Concepción y responsable de la Pastoral, y la ministra de la secretaría, Teresa Martínez. El motivo principal de la cita, según el prelado, fue estudiar “algunos aspectos” del programa que necesitaban “mayor discusión y consenso”.

Conclusiones

Tras la reunión, Mons. Cabello apuntó que la ministra se había comprometido a esperar para que el documento fuera “ampliamente revisado con todos los sectores de la sociedad”, sobre todo para que “los padres de familia” estuvieran involucrados y pudieran “dar su parecer” al respecto.

Según señala el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), la jefa de la cartera indicó que “el ministerio está abierto a escuchar las sugerencias” sobre el plan, y aclaró que está sujeto a cambios pues todavía no es un proyecto de Ley.

CELAM también relata cómo durante la pasada semana, diferentes grupos provida se manifestaron en contra el programa de educación por su deseo de “implantar la ideología de género como uno de los pilares” para los niños y jóvenes de la nación. La ministra responde a estas acusaciones diciendo que no se pretende quitar a los padres la “patria potestad” sobre sus hijos.

Al encuentro acudieron también Mons. Amancio Benítez, obispo de Benjamín Aceval y secretario general de la CEP, el padre Sergio Ayala, secretario adjunto, Liliana Sánchez y Hugo Acosta, secretarios ejecutivos de la Pastoral Familiar, el abogado Diego Doldán, miembro de la Comisión de Protección de Menores y Personas Vulnerables de la Conferencia Episcopal, y el doctor Esteban Kriskovich, especialista en Bioética y asesor en asuntos legales.

Let's block ads! (Why?)



05:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).-  La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha creado la aplicación móvil “Liturgia de las horas” para poner “a disposición de los fieles la primera app oficial en español para rezar el oficio divino”.

Tal y como señala la propia CEE en una nota, la nueva herramienta está ya disponible de manera gratuita y puede descargarse en la APP Store, si se dispone de un dispositivo móvil de Apple, o en Google Play, en caso de que se cuente con un smartphone con sistema operativo Android.

app rezar

Los obispos españoles tomaron la decisión de ofrecer una app para facilitar la oración litúrgica en aquellas situaciones, como desplazamientos, en que no sea posible disponer de los libros litúrgicos oficiales. Para ello incorpora una serie de funcionalidades exclusivas orientadas a simplificar su manejo.

A través de la app oficial de la CEE, el usuario podrá disponer a diario en su dispositivo móvil de la Liturgia de las horas. Al acceder a la aplicación, y para “facilitar la veritas horarum”, se mostrará siempre destacada la hora correspondiente al momento del día en el que se encuentre, aunque se podrá acceder al resto de las horas e incluso seleccionar, mediante un calendario, el día del año litúrgico en curso que se desee.

Asimismo, la nueva aplicación incluye los textos propios para cada día del Misal Romano y del Leccionario de la Misa, así como el Martirologio Romano, para poder conmemorar diariamente a los mártires y santos.

Let's block ads! (Why?)



04:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- En un comunicado difundido el domingo 29 de noviembre, se dio a conocer el mensaje del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), el documento firmado por José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador y presidente del episcopado centroamericano, y por el cardenal Gregorio Rosa Chávez, informan de la asamblea anual y hacen un llamado a las autoridades civiles de la región a “trabajar activamente en favor del respeto a la persona”.

Cercanía y oración con victimas

“Hemos celebrado nuestra asamblea anual en la modalidad de videoconferencia y nos dirigimos a nuestros pueblos deseándoles la paz de nuestro Señor Jesucristo”, dice el texto en el que expresan su dolor y cercanía con las víctimas de la pandemia de la COVID-19.

Agregan que “el dolor, la tristeza y la impotencia ante la enfermedad, ha herido nuestros corazones de pastores”. La “hermana muerte” (San Francisco, “Cántico de las Criaturas”), “ha tocado a sacerdotes, médicos, personal sanitario, familias, hemos llorado”, apuntan los obispos en el mensaje.

Aunque no dan datos sobre ministros y consagrados, víctimas de la pandemia, los prelados hablan sobre la afectación de las parroquias y reconocen el trabajo realizado en tiempos de pandemia: “la caridad se ha hecho palpable en la población, pues han compartido lo mucho o poco de lo que tienen para vivir. En nuestro encuentro hemos compartido la actuación de las Iglesias locales y con corazón de padres hemos orientado a nuestros fieles y a todo hombre de buena voluntad a vivir este tiempo con confianza y prudencia; aconsejándoles cumplir las indicaciones de bioseguridad para proteger el don de la vida”.

Respeto a los Derechos Humanos

Las crisis sociales y políticas que vive la región centroamericana, marcada por una historia de guerras, pobreza y corrupción de los gobiernos, es una preocupación de los obispos y en su mensaje instan a las autoridades civiles de la región a “trabajar activamente en favor del respeto a la persona, a sus derechos básicos ordenados al desarrollo integral, al bienestar social y al principio de la subsidiariedad. Hacemos también especial referencia a la familia, célula básica de la sociedad, la que debe protegerse y custodiarse”.

“Nos duele la migración, grandes caravanas de personas en búsqueda de un futuro mejor al que le pudiera ofrecer su propia tierra. En algunos de nuestros países vemos incrementada la delincuencia y el consecuente deterioro social”, sostienen.

Al mismo tiempo recuerdan que “es un deber de los gobiernos el caminar hacia el bien común que requiere la paz social, la estabilidad y seguridad, así como una firme mejoría de los sistemas económicos y de salud, que beneficien a toda la población y no a unos pocos”.

Bicentenario de la independencia

En el documento, los obispos de la región recuerdan que ya se acerca el “Bicentenario de la Independencia, un acontecimiento en el que debemos reflexionar, un pueblo sin memoria no es un pueblo, olvida sus raíces, olvida su historia” (Papa Francisco, 30 de mayo 2016); no podemos dejar pasar de largo este gran acontecimiento”, manifiestan.

A la vez que instan a las “conferencias episcopales a que recojan la historia, la mediten, la transmitan, dando gracias por los logros, los avances, los aciertos y también aprender de los errores, para no convertirnos en pueblos sin memoria, sin profecía y sin esperanza” (Papa Francisco, 30 de mayo 2016). “Es precisamente esta memoria la que nos impulsa a creer en la necesidad de tener proyectos de nación en nuestros países”, reafirman.

Finalmente, invitan a los fieles a ser “una iglesia fraterna, que carga sobre sí, el dolor del que sufre, a la vez que proclama con la fuerza del Espíritu Santo que está llamada a ser una Iglesia sanadora ante el que está herido en el camino de la vida”.

Let's block ads! (Why?)



04:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- El Papa Francisco ha nombrado vicario apostólico de El Beni, Bolivia, a Mons. Aurelio Pesoa Ribera, obispo titular de Leges, hasta ahora auxiliar de la archidiócesis de La Paz y secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana.

Así informó el pasado 28 de noviembre de 2020, la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Mons. Aurelio Pesoa Ribera

Según informa el Sistema de Información de la Iglesia Católica en Bolivia, Iglesia Viva, Mons. Pesoa nació el 10 de octubre de 1962 en Concepción sede del Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez en Santa Cruz.

Ingresó a la Orden de Frailes Menores, el 8 de enero de 1983. En 1984 emitió la profesión temporal y el 22 de febrero de 1988 profesó solemnemente.

Fue ordenado sacerdote el 16 de abril de 1989 y fue nombrado obispo el 25 de marzo de 2014. Actualmente es el obispo titular de Leges y obispo auxiliar de la arquidiócesis de La Paz.

En una nota dirigida al “querido pueblo del Beni, particularmente al Vicariato del Beni” tras su nombramiento, Mons. Peso expresa: “El Papa Francisco me ha pedido que preste mis servicios de pastor para pastorear esa porción del Pueblo de Dios en El Beni. Tenemos la disponibilidad y sobre todo la confianza y la fe en que Dios nos acompañará en esta nueva misión que la Iglesia me encarga”.

Let's block ads! (Why?)



04:02:00

(zenit – 30 nov. 2020).- La Purísima es una fiesta a la Virgen María que se celebra entre el 28 de noviembre y el 8 de diciembre. El día 7 es la culminación, con “La Gritería”, la festividad más popular del año para la mayoría de los nicaragüenses, su inicio se da con el rezo de la tradicional novena en honor a la Inmaculada Concepción de María.

Rezos, unidad y caridad

“De un polo a otro polo venid gentes y rendid honor y gloria a la Inmaculada Concepción de María Soberana y augusta Señora Reina de cielos y tierra” se lee en el frontis de la basílica de la Inmaculada Concepción de María en El Viejo, Chinandega, lugar de mayor peregrinación por ser el custodio de la patrona de Nicaragua.

En el primer día de su novenario, transmitido por los medios de comunicación de la Conferencia Episcopal, el señor canónigo de la Catedral de León, Jaime Ramos, dijo que “cuando hay desesperanza, asechanzas, la Virgen María ha estado cercana a su pueblo”.

Por su parte, en la catedral de Granada, el obispo Jorge Solorzano, presidió la solemne bajada de la “Conchita”, como se le conoce a la Inmaculada Concepción en esta provincia, y dijo: “quiero invitar a las familias católicas a que recemos la novena, hoy se fortalece la iglesia doméstica, familia creyente que se reúne en casa y se cultiva la fe con la oración”.

Además, señaló que son “días propicios para que la familia permanezca unida”, e invitó a ayudar “a familias pobres con obras de caridad”, declaraciones que fueron difundidas en un vídeo mensaje publicado en las redes sociales de la Diócesis de Granada.

Mientras tanto, el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Báez, que vive exiliado en Miami, Estados Unidos, pidió, desde su cuenta de Twitter, que la Virgen “aliente nuestra esperanza, nos ampare con su amor y nos hable del Dios que ‘derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes’”.

Temor a la politización

Nicaragua vive una crisis política y social desde el año 2018, situación que ha generado una polarización en la sociedad. Sin embargo, este fin de semana Camila Ortega, hija del presidente y la vicepresidenta de Nicaragua, visitó el santuario nacional de la patrona de Nicaragua en el municipio de El Viejo, Chinandega, por lo que fieles temen que, como años anteriores, el evento religioso se politice.

Mientras tanto, en el país centroamericano, los familiares de los más de 100 presos políticos en Nicaragua iniciaron por tercer año la campaña denominada “Una Navidad sin presos políticos”, en la que piden al gobierno de Daniel Ortega la liberación de los opositores que mantiene secuestrados en las celdas del Sistema Penitenciario Nacional. “Tres años después del estallido social de abril (de 2018) aún existen presos políticos”, expresó a medios locales, Brenda Gutiérrez, del Comité Pro Liberación de Presos Políticos.

Amor y responsabilidad

Los obispos de Nicaragua, en su último mensaje, donde anunciaban la reapertura de los templos, convocaron a “todos los católicos que con caridad y responsabilidad fraterna retomemos nuestra vida de fe comunitaria, de manera gradual”, a la vez que encomendaron la “nueva etapa de nuestra historia bajo la protección de la Inmaculada Concepción de María”.

En Nicaragua, el Observatorio Ciudadano COVID-19, en su último informe reportó que 2.805 personas han fallecido con síntomas del virus o neumonía, incluidas nueve en la última semana. Mientras, el Ministerio de Salud (Minsa) contabilizaba 5.784 casos confirmados y 160 fallecidos.

Let's block ads! (Why?)



03:02:00

(zenit – 30 noviembre 2020).- Hoy lunes 30 de noviembre de 2020, en “Teología para Millennials”, el sacerdote mexicano Mario Arroyo Martínez, hace un análisis sobre el crecimiento del consumo de pornografía en tiempos de pandemia.

***

De acuerdo con Statista, en México el consumo de porno se ha incrementado durante la pandemia, según Pornhub ha crecido en todo el mundo, ¿simple casualidad?, ¿menos tiempo de traslados y más tiempo de ocio? Hay estudios que muestran cómo el subconsciente encuentra en el sexo una forma de gestionar el miedo.

La tendencia erótica sería una forma de lidiar con la pandemia. Ahora bien, ¿es solo eso? ¿Por qué el 36.8 % de hombres y el 25.5 % de mujeres han consumido más pornografía durante la pandemia? ¿No nos revela ese dato una radiografía espiritual de la sociedad? ¿No manifiesta una carencia afectiva, cuando no un gran vacío en lo profundo del corazón? ¿Por qué se forma ese vacío que el consumo de pornografía inútilmente intenta llenar?

Es interesante contrastarlo con otro tipo de actividades. En Estados Unidos se ha incrementado la dedicación a la lectura un 33%, llegando a un 40% por parte de los Millennials. En Finlandia tiene un incremento semejante, ocupando el cuarto lugar de las actividades realizadas durante el tiempo libre en la pandemia.

El empleo del tiempo libre, en qué ocupamos la forzosa inactividad o encerramiento, nos avoca a enfrentarnos a nosotros mismos. ¿En qué empleamos el tiempo en el que estamos solos? La pornografía pareciera ser una triste manera de huir de nosotros mismos, un vano intento de no mirar el abismo de nuestra soledad.

El ocio, el encerramiento, el cambio de rutina, la incertidumbre, son realidades que nos enfrentan con quienes somos realmente. Es muestra de una inmensa pobreza espiritual encauzar esas experiencias hacia el porno.

No solo por la oscura industria que lo respalda, ni por la dolorosa servidumbre que supone el vicio, verdadera cadena forjada por uno mismo. Manifiesta una evidente carencia de creatividad, verdadera miseria espiritual.

Puede afirmarse, sin temor a exagerar, que la persona esclavizada por el porno tiene un espíritu caído. Si esa experiencia se replica hasta el punto de representar una tendencia nacional, un marcador social consistente, podemos reconocer la presencia de una enfermedad espiritual en la sociedad.

Más que lamentos estériles, serían útiles alternativas creativas para el ocio, para esos momentos en los que estamos solos, con nosotros mismos. Lo primero sería reconocer la enfermedad, sea en ámbito personal como social y darle la relevancia que merece.

No es inocuo que una persona no encuentre mejor manera de “matar el tiempo”, no es banal que en la sociedad funcione como una especie de sedante moral. La inmensa cantidad de energía, creatividad e iniciativas que se empantanan dentro del marasmo del sexo no son irrelevantes.

La dimensión de ese negocio turbio, las vidas convertidas en objetos, las mujeres usadas y explotadas por esa industria claman al cielo. No es solo cuestión de interés personal, por el contrario, supone una lacra social que debemos primero encarar, para después gestionar y resolver.

No podemos permanecer inactivos. Es doloroso contemplar cómo las mejores energías de la juventud y la madurez fenecen en la nada, anegadas por los lazos del porno. Es preciso anticiparse, pues esa industria funciona a base de una férrea esclavitud espiritual de los que la producen, pero también en los consumidores, pues genera la dependencia propia de una droga dura. Entre más esclavos y más profunda sea la cadena, más negocio genera. Para ello, el modelo del negocio debe enganchar a los consumidores desde la infancia.

La propuesta a este desafío es triple. Fomentar una educación integral para el amor. Una educación que vaya más allá de técnicas para evitar embarazos y ETS, mostrando la dimensión afectiva y espiritual de la persona humana. En segundo lugar, fomentar un ocio creativo y atractivo, que ayude a eludir la tentación de caer en la barata y fácil respuesta del porno.

Generar aficiones, de preferencia culturales, artísticas, deportivas, creativas, como herramienta educativa fundamental. De esta manera, cuando tenga un momento de ocio, cuando me encuentre solo, conmigo mismo, tendré alternativas. En tercer lugar, insistir en el carácter espiritual de la persona, no callarlo como si fuera un tabú. Tener en forma el alma es el mejor remedio, pues lleva a estar en paz y a gusto con uno mismo, sin necesidad de recurrir al porno.

Let's block ads! (Why?)



02:02:00

“Apóstol de los tuaregs, este Hermano universal de origen aristocrático, que se convirtió siendo adulto, se dejó literalmente la vida en su misión. A él se debe la proliferación de numerosas fundaciones asentadas en su espiritualidad

Este “misionero del Sahara”, apóstol de los tuaregs, nació en Strassbourg, Francia, el 15 de septiembre de 1858. Su origen aristocrático –fue vizconde de Foucauld– inicialmente no le otorgó a su carácter la distinción que cabría esperar en alguien de su alcurnia. Él y su hermana María perdieron a sus padres.

El beato Charles de Foucauld tenía 6 años. Creció junto a ella bajo la tutela de su abuelo, encaminándose a la vida militar. Antes había estudiado con los jesuitas, pero en los tres años que estuvo con ellos no parece que sus enseñanzas hicieran mella en su espíritu. Desde sus 16 años vivía alejado de la fe. Como el hijo pródigo, dilapidó la copiosa herencia que le legaron tiñendo su existencia con las sombras de ese ambiente licencioso al que se asomó.

Fue en 1878 cuando se integró en el ejército y dos años más tarde convertido en oficial prestó sus primeros servicios en Sétif, Argelia. Dios no existía entonces para él. Otros intereses mundanos llamaban su atención y al año siguiente su mala conducta supuso su expulsión.

A partir de ese momento tuvo una vida ajetreada. Se convirtió en explorador, aunque a la par sondeaba, inquiría íntimamente una respuesta espiritual que, todavía difusa, le inquietaba.

El beato Charles de Foucauld participó en la revuelta de Bon Mama en Orán del Sur, estudio árabe y hebreo, y en 1883 inició una expedición a Marruecos por la que fue condecorado con la medalla de oro de la Sociedad Geográfica; recorrió Argelia y Túnez.

Fue un viaje que preparó su espíritu para ser fecundado por la gracia divina ya que al ver cómo vivían su fe los musulmanes, brotó de su interior esta ardiente súplica: “Dios mío, si existes, haz que te conozca”. Esta sinceridad y apertura fueron suficientes para que penetrase la luz divina en su corazón a raudales.

En octubre de 1886 cuando se hallaba en París preparando el texto sobre su viaje por Marruecos, inició su itinerario espiritual llevado de la mano del padre Huvelin. Obedeciendo sus indicaciones, se confesó, pese a declararse no creyente, y se sintió totalmente renovado: “Tan pronto como creí que había un Dios, comprendí que no podía hacer otra cosa sino vivir para Él; mi vocación religiosa es del mismo momento que mi fe: Dios es tan grande”.

Durante siete años la Trapa fue su hogar. Primeramente pasó uno en la casa de Nuestra Señora de las Nieves, en Francia, y de allí, a petición suya vivió otros seis en la que tenían en Akbés, Siria. Impactado por la experiencia, pero sin terminar de encajar allí totalmente, regresó a Roma para cursar estudios por indicación de sus superiores, pero en 1896 abandonó la comunidad trapense y peregrinó a Tierra Santa.

El beato Charles de Foucauld permaneció allí un tiempo asistiendo a las hermanas clarisas en Nazareth. Fue otro momento importante para su vida espiritual que recorrió impregnándose de la pobreza que hallaba encerrada en estos matices: “No tenemos una pobreza convencional, sino la pobreza de los pobres. La pobreza que, en la vida escondida, no vive de dones ni de limosnas ni de rentas, sino sólo del trabajo manual”.

Después de una profunda experiencia casi eremítica, saboreando la riqueza de la contemplación, regresó a Francia donde prosiguió los estudios que en 1901 culminaron con su ordenación sacerdotal en Viviers. Tenía 43 años y una idea apostólica tan clara que no dudó en materializarla: la evangelización de Marruecos.

Al no poder residir en el país, como hubiera sido su deseo, se afincó lo más cerca posible, en Beni-Abbés, Argelia. Ya tenía clavada esta convicción: “Haré el bien en la medida en que sea santo”. El espíritu de sacrificio, la pobreza, el desvelo por los enfermos y los más necesitados se habían convertido en el objetivo prioritario de su vida que había encendido con sus largas horas de adoración ante la Eucaristía: “La Eucaristía es Dios con nosotros, es Dios en nosotros, es Dios que se da perennemente a nosotros, para amar, adorar, abrazar y poseer”. Sabía por experiencia y así lo expresó que “cuanto más se ama, mejor se ora”.

Emulando a los mercedarios, liberó esclavos en 1902, y entre 1904 y 1905 se estableció en Tamanrasset junto al pueblo tuaregs del Hoggar argelino. Parecía como si tuviese la impresión de que debía apurar el tiempo.

El beato Charles de Foucauld trabajó con denuedo en una formidable labor de inculturación, primeramente traduciendo al tuareg los evangelios, labor que continuó a la inversa, traduciendo al francés poesía tuareg. Es autor de un diccionario bilingüe francés-tuareg y tuareg-francés, de una gramática y de varias obras sobre esta tribu nómada. Este era su anhelo: “Yo quisiera ser lo bastante bueno para que ellos digan: ‘Si tal es el servidor, ¿cómo entonces será el Maestro…’?”.

En 1909 puso en marcha la Unión de Hermanos y Hermanas del Sagrado Corazón con el objetivo de llevar la fe a África. En los once años que convivió con los tuaregs se hizo uno con ellos sin escatimar esfuerzos, con el gozo de saber que de ese modo cumplía fielmente la misión a la que se sintió llamado por Cristo.

Amó al pueblo hasta el fin, y allí entregó su vida. El 1 de diciembre de 1916 una bala de fusil en medio de una emboscada bereber acabó con este gran apóstol que fue beatificado por Benedicto XVI el 13 de noviembre de 2005.

El influjo de su espiritualidad se halla en diversas instituciones: los Hermanitos y las Hermanitas de Jesús, las Hermanitas y los Hermanitos del Evangelio, las Hermanitas de Nazaret, las Hermanitas del Sagrado Corazón, la Fraternidad Jesús Caritas, y la Fraternidad Charles de Foucauld.

Let's block ads! (Why?)



09:02:00

(zenit – 29 nov. 2020).- Después de la oración del Ángelus de este domingo 29 de noviembre de 2020, el Papa ha saludado a los peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro y ha expresado su cercanía con los países de América latina golpeados por los fuertes huracanes.

Recordando la creación de nuevos cardenales  que tuvo lugar ayer por la tarde.

A continuación, siguen las palabras de Francisco, según la traducción oficial ofrecida por la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

***

Palabras después del Ángelus

 ¡Queridos hermanos y hermanas!

Deseo expresar nuevamente mi cercanía a las poblaciones de América Central golpeadas por fuertes huracanes, en particular recuerdo a las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, como también la costa pacífica del norte de Colombia. Rezo por todos los países que sufren a causa de estas calamidades.

Dirijo mi cordial saludo a vosotros, fieles de Roma y peregrinos de diferentes países. Saludo en particular a los que —lamentablemente en número muy limitado— han venido con ocasión de la creación de los nuevos cardenales, que tuvo lugar ayer por la tarde. Rezamos por los trece nuevos miembros del Colegio Cardenalicio.

Os deseo a todos vosotros un buen domingo y un buen camino de Adviento. Tratamos de sacar el bien también en la difícil situación que la pandemia nos impone: mayor sobriedad, atención discreta y respetuosa a quienes estén cerca que pueden tener necesidad, algún momento de oración hecho en familia con sencillez. Estas tres cosas nos ayudarán mucho: mayor sobriedad, atención discreta y respetuosa a quienes estén cerca que puedan tener necesidad y después, muy importante, algún momento de oración hecho en familia con sencillez. Por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Buen almuerzo y hasta pronto.

Let's block ads! (Why?)



06:02:00

(zenit – 29 nov. 2020). En la homilía de la Santa Misa con los nuevos cardenales de esta mañana, el Papa Francisco ha destacado que las lecturas del primer Domingo de Adviento proponen dos palabras clave: “la cercanía de Dios y nuestra vigilancia”.

Hoy, 29 de noviembre de 2020, el Santo Padre ha presidido la Eucaristía en la basílica de San Pedro, y ha dirigido la homilía desde el Altar de la Cátedra. La celebración se ha realizado con los 13 nuevos cardenales creados por el Papa ayer 28 de noviembre, 11 de forma presencial y dos vía online.

misa cardenales

Misa con los cardenales 29 nov. 2020 (C) Vatican Media

Cercanía

De la lectura del profeta Isaías, el Papa ha resaltado que “Dios está cerca de nosotros”, y del Evangelio que Jesús “nos invita a vigilar esperando en Él”. El Adviento, señala, es “tiempo para hacer memoria de la cercanía de Dios, que ha descendido hasta nosotros”: “Dios mío, ven en mi auxilio”, es a menudo “el comienzo de nuestra oración”. El primer escalón de la fe es, explica, decir al Señor que “necesitamos su cercanía”.

El Pontífice aclara que se trata del “primer mensaje del Adviento y del Año Litúrgico”, y muestra cómo Dios “no se impone”, quiere acercarse y nosotros debemos decir “ven”. Según esclarece, el Adviento recuerda que Jesús “vino a nosotros y volverá al final de los tiempos”, e invita a hacer nuestra esta invocación y decirla cada día, incluso en “los momentos importantes y en los difíciles”.

misa cardenales

Vigilancia

Siguiendo el hilo, Francisco indica que “invocando su cercanía” se ejercita “nuestra vigilancia”: necesitamos “estar vigilantes, porque un error de la vida es el perderse en mil cosas y no percatarse de Dios”. Seducidos por “nuestros intereses y distraídos por tantas vanidades”, declara, “corremos el riesgo de perder lo esencial”.

En esta línea, el Obispo de Roma ha exhortado a “estar vigilantes” porque “es de noche” y todavía “no vivimos en el día, sino en la espera”. Ha invitado a esperar en el Señor, a “no dejarse llevar por el desánimo” y “vivir de la esperanza”, sin “pretensiones terrenales” ni agobio por el dinero, la fama, el éxito y las “cosas efímeras”.

misa cardenales

Del mismo modo, ha apuntado que “sobre nosotros puede caer el mismo sopor” que el que tuvieron los discípulos de Jesús cuando les mandó orar a medianoche: “no estuvieron vigilantes” y “en la última cena, traicionaron a Jesús, por la noche se durmieron, al canto del callo le negaron, de madrugada dejaron que le condenaran a muerte”.

El sueño de la mediocridad

El sucesor de Pedro ha puntualizado el peligro del “sueño de la mediocridad”, la tibieza y mundanidad, que llega “cuando olvidamos nuestro primer amor y seguimos adelante por inercia, preocupándonos sólo por tener una vida tranquila”. Esto, comenta, “carcome la fe”, que es la “valentía perseverante para convertirse, es valor para amar” y “fuego que arde”: por eso “Jesús odia la tibieza más que cualquier cosa”.

Como remedio plantea la “vigilancia de la oración”, ya que “rezar es encender la luz en la noche”, que nos “despierta de la tibieza de una vida horizontal, eleva nuestra mirada hacia lo alto, nos sintoniza con el Señor”, “nos libra de la soledad y nos da esperanza” y “oxigena la vida”. No existe el cristiano sin la oración, arguye el Papa Francisco, y “hay mucha necesidad de cristianos que velen por los que duermen”, “adoradores” que día y noche “lleven ante Jesús, luz del mundo, las tinieblas de la historia”.

misa cardenales

El sueño de la indiferencia

El Santo Padre también ha distinguido el peligro del “sueño de la indiferencia”, el que hace que se vea todo igual, “como de noche”, no importe “quién está cerca”, se gire en torno a uno mismo y “el corazón se vuelve oscuro”. El Papa advierte sobre una actitud de queja constante, de sentir “que somos víctimas” de “complots”, una disposición que hoy en día tienen muchos, “que exigen sólo para sí mismos y se desinteresan de los demás”.

La solución que recomienda es la “vigilancia de la caridad”, que es el “corazón palpitante del cristiano”, sin la cual no puede vivir. Se trata, desarrolla, de una “apuesta segura, porque ya está proyectada hacia el futuro, hacia el día del Señor”. “El deseo de salir al encuentro de Cristo con las buenas obras”, concluye.

A continuación, sigue la homilía completa del Pontífice.

***

Homilía de Francisco.

misa cardenales

Las lecturas de hoy sugieren dos palabras clave para el tiempo de Adviento: cercanía y vigilancia. La cercanía de Dios y nuestra vigilancia. Mientras el profeta Isaías dice que Dios está cerca de nosotros, Jesús en el Evangelio nos invita a vigilar esperando en Él.

Cercanía. Isaías comienza tuteando a Dios: “¡Tú eres nuestro padre!” (63,16), y continúa: “Nunca se oyó […] que otro dios fuera de ti actuara así a favor de quien espera en él” (64,3). Vienen a la mente las palabras del Deuteronomio: ¿Quién “está tan cerca como lo está el Señor Dios de nosotros, siempre que lo invocamos?” (4,7). El Adviento es el tiempo para hacer memoria de la cercanía de Dios, que ha descendido hasta nosotros. Pero el profeta supera esto y le pide a Dios que se acerque más: “¡Ojalá rasgaras los cielos y descendieras!” (Is 63,19). Lo hemos pedido también en el Salmo: “Vuelve, visítanos, ven a salvarnos” (cf. Sal 79,15.3). “Dios mío, ven en mi auxilio” es a menudo el comienzo de nuestra oración: el primer paso de la fe es decirle al Señor que lo necesitamos, necesitamos su cercanía.

misa cardenales

Es también el primer mensaje del Adviento y del Año Litúrgico, reconocer que Dios está cerca, y decirle: “¡Acércate más!”. Él quiere acercarse a nosotros, pero se ofrece, no se impone. Nos corresponde a nosotros decir sin cesar: “¡Ven!”. Nos corresponde a nosotros, es la oración del adviento ¡Ven! El Adviento nos recuerda que Jesús vino a nosotros y volverá al final de los tiempos, pero nos preguntamos: ¿De qué sirven estas venidas si no viene hoy a nuestra vida? Invitémoslo. Hagamos nuestra la invocación propia del Adviento: “Ven, Señor Jesús” (Ap 22,20). Con esta invocación termina el Apocalipsis: “Ven, Señor Jesús”. Podemos decirla al principio de cada día y repetirla a menudo, antes de las reuniones, del estudio, del trabajo y de las decisiones que debemos tomar, en los momentos más importantes y en los difíciles: Ven, Señor Jesús. Una oración breve, pero que nace del corazón. Digámosla en este tiempo de Adviento, repitámosla: “Ven, Señor Jesús”.

De este modo, invocando su cercanía, ejercitaremos nuestra vigilancia. El Evangelio de Marcos nos propuso hoy la parte final del último discurso de Jesús, que se concentra en una sola palabra: “¡Vigilen!”. El Señor la repite cuatro veces en cinco versículos (cf. Mc 13,33-35.37). Es importante estar vigilantes, porque un error de la vida es el perderse en mil cosas y no percatarse de Dios. San Agustín decía: “Timeo Iesum transeuntem” (Sermones, 88,14,13), “Tengo miedo de que Jesús pase y no me dé cuenta”. Atraídos por nuestros intereses― todos los días experimentamos esto ―y distraídos por tantas vanidades, corremos el riesgo de perder lo esencial. Por eso hoy el Señor repite “a todos: ¡estén vigilantes!” (Mc 13,37). Vigilen, estén atentos.

misa cardenales

Pero, si debemos vigilar, esto quiere decir que es de noche. Sí, ahora no vivimos en el día, sino en la espera del día, en medio de la oscuridad y los trabajos. Llegará el día cuando estemos con el Señor. Vendrá, no nos desanimemos. Pasará la noche, aparecerá el Señor; Él, que murió en la cruz por nosotros, nos juzgará. Estar vigilantes es esperar esto, es no dejarse llevar por el desánimo, y esto se llama vivir en la esperanza. Así como antes de nacer nos esperaban quienes nos amaban, ahora nos espera el Amor mismo. Y si nos esperan en el Cielo, ¿por qué vivir con pretensiones terrenales? ¿Por qué agobiarse por alcanzar un poco de dinero, fama, éxito, todas cosas efímeras? ¿Por qué perder el tiempo quejándose de la noche mientras nos espera la luz del día? ¿Por qué buscar “padrinos” para obtener una promoción y ascender, promocionarnos para hacer carrera? Todo pasa. Estén vigilantes, dice el Señor.

Mantenerse despiertos no es fácil, al contrario, es algo muy difícil. Por la noche es natural dormir. No lo lograron los discípulos de Jesús, a quienes Él les había pedido que velaran “al atardecer, a medianoche, al canto del gallo, de madrugada” (cf. v. 35).  Y precisamente a esas horas no estuvieron vigilantes. Al atardecer, en la última cena, traicionaron a Jesús; por la noche se durmieron; al canto del gallo lo negaron; de madrugada dejaron que lo condenaran a muerte. No estuvieron vigilantes. Se quedaron dormidos. Pero sobre nosotros puede caer el mismo sopor.

misa cardenales

Hay un sueño peligroso: el sueño de la mediocridad. Llega cuando olvidamos nuestro primer amor y seguimos adelante por inercia, preocupándonos sólo por tener una vida tranquila. Pero sin impulsos de amor a Dios, sin esperar su novedad, nos volvemos mediocres, tibios, mundanos. Y esto carcome la fe, porque la fe es lo opuesto a la mediocridad: es el ardiente deseo de Dios, es la valentía perseverante para convertirse, es valor para amar, es salir siempre adelante. La fe no es agua que apaga, sino fuego que arde; no es un calmante para los que están estresados, sino una historia de amor para los que están enamorados. Por eso Jesús odia la tibieza más que cualquier otra cosa (cf. Ap 3,16). Se ve el desprecio de Dios por los tibios.

Y entonces, ¿cómo podemos despertarnos del sueño de la mediocridad? Con la vigilancia de la oración. Rezar es encender una luz en la noche. La oración nos despierta de la tibieza de una vida horizontal, eleva nuestra mirada hacia lo alto, nos sintoniza con el Señor. La oración permite que Dios esté cerca de nosotros; por eso, nos libra de la soledad y nos da esperanza. La oración oxigena la vida: así como no se puede vivir sin respirar, tampoco se puede ser cristiano sin rezar. Y hay mucha necesidad de cristianos que velen por los que duermen, de adoradores, de intercesores que día y noche lleven ante Jesús, luz del mundo, las tinieblas de la historia. Hay necesidad de adoradores. Hemos perdido un poco el sentido de la adoración, de estar en silencio ante el Señor, adorando. Ésta es la mediocridad, la tibieza.

misa cardenales

Hay también un segundo sueño interior: el sueño de la indiferencia. El que es indiferente ve todo igual, como de noche, y no le importa quién está cerca. Cuando sólo giramos alrededor de nosotros mismos y de nuestras necesidades, indiferentes a las de los demás, la noche cae en el corazón. El corazón se vuelve oscuro. Comenzamos rápido a quejarnos de todo, luego sentimos que somos víctimas de los otros y al final hacemos complots de todo. Quejas, victimismo y complots. Es una cadena. Hoy parece que esta noche ha caído sobre muchos, que exigen sólo para sí mismos y se desinteresan de los demás.

¿Cómo podemos despertar de este sueño de indiferencia? Con la vigilancia de la caridad. Para llevar luz a aquel sueño de la mediocridad, de la tibieza, está la vigilancia de la oración. Para despertarnos de este sueño de la indiferencia está la vigilancia de la caridad. La caridad es el corazón palpitante del cristiano. Así como no se puede vivir sin el latido del corazón, tampoco se puede ser cristiano sin caridad. Algunos piensan que sentir compasión, ayudar, servir sea algo para perdedores; en realidad es la apuesta segura, porque ya está proyectada hacia el futuro, hacia el día del Señor, cuando todo pasará y sólo quedará el amor. Es con obras de misericordia que nos acercamos al Señor. Se lo pedimos hoy en la oración colecta: “Aviva en tus fieles […] el deseo de salir al encuentro de Cristo, que viene, acompañados por las buenas obras”. El deseo de salir al encuentro de Cristo con las buenas obras. Jesús viene y el camino para ir a su encuentro está señalado: son las obras de caridad.

misa cardenales

Queridos hermanos y hermanas, rezar y amar, he aquí la vigilancia. Cuando la Iglesia adora a Dios y sirve al prójimo, no vive en la noche. Aunque esté cansada y abatida, camina hacia el Señor. Invoquémoslo: Ven, Señor Jesús, te necesitamos. Acércate a nosotros. Tú eres la luz: despiértanos del sueño de la mediocridad, despiértanos de la oscuridad de la indiferencia. Ven, Señor Jesús, haz que nuestros corazones que ahora están distraídos estén vigilantes: haznos sentir el deseo de rezar y la necesidad de amar.

© Librería Editorial Vaticana

Let's block ads! (Why?)



Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets