septiembre 2021

14:01:00

Por: P. Jorge Enrique Mújica, L.C.

(ZENIT Noticias / París, 28.09.2021).- La encuestadora francesa IFOP dio a conocer los resultados de una investigación acerca de la relación de los franceses con la religión. De acuerdo a su reporte, en 2021 el 51% de los franceses entrevistados dice ya no creer en Dios. Este resultado contrasta con el de 1947 cuando el 66% de la población se declaraba creyente o con el 44% de ateos que se consideraban así en 2011. Esto deriva en que para 2021 el tema religioso sea cada vez menos un tema de conversación (un 38% lo trata al menos una vez con su familia mientras que en 2009 esto suponía el 58%).

Esta encuesta también refleja el estado de la fe tras poco más de un año de pandemia: apenas un 9% de los encuestados dice haberse acercado más a la práctica religiosa después de todo lo que llevamos de pandemia. En el caso de los católicos practicantes esto aumenta a un 40% mientras que en los creyentes de otras religiones es del 38%. Por el contrario, resalta el 21% de los franceses que afirman que el incendio de Notre Dame despertó en ellos un “sentimiento religioso”.

En general, hasta un 68% de los franceses consideran que las religiones pueden ayudar a transmitir valores positivos a los jóvenes (por ejemplo tolerancia, generosidad y responsabilidad). Un 54% de los franceses creen que todas las religiones son iguales y un 47% dice que las religiones pueden tener un impacto positivo en debates sociales. Por edad, las personas más creyentes son las mayores de 65 años, seguidas de las de entre 18 y 34 años.

La opinión de los católicos franceses sobre el Papa Francisco

Otro dato que arroja la encuesta es la percepción de los católicos sobre el Papa. Los resultados revelan para 2021 hay un división en torno al juicio que los católicos franceses tienen sobre la defensa de los valores de la Iglesia católica por parte del Papa. Mientras que en 2016 fue mayoritariamente positivo, para 2021 apenas un 41% piensa que el Papa defiende valores católicos bastante bien, el 44% ni bien ni mal y el 15% bastante mal. En 2016 el 64% de los católicos franceses pensaban que el Papa defendía muy bien sus valores.

Adblock test (Why?)



14:01:00

Redacción ZENIT

(ZENIT Noticias / Roma, 28.09.2021).- En su edición del martes 28 de septiembre, el periódico italiano Il Giornale publica un extracto de un artículo firmado por el prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah, texto que en italiano es recogido en un libro titulado “Dieci comandamenti per dieci cardinali” (“Diez mandamientos por diez cardenales”), publicado por edizioni Ares. En este artículo el conocido cardenal aborda la cuestión de la libertad religiosa de los cristianos en tiempo de pandemia y señala cómo en algunos lugares los obispos han sido más restrictivos en el culto que los mismos gobiernos. A continuación una traducción del artículo.

***

¿Iglesias cerradas por COVID? Un abuso de poder

Cardenal Robert Sarah

Los grandes defensores de la laicidad del estado se refieren a la célebre expresión «Iglesia libre en Estado libre». Sólo en apariencia esta expresión es una traducción en otros términos del dicho evangélico: «Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios». En realidad, la idea detrás de este eslogan es que la Iglesia es libre, pero dentro de la libertad del Estado. Según esta visión, el Estado posee una libertad más amplia, capaz de garantizar —pero también de limitar— si es necesario, la libertad de la Iglesia. Estos no dicen «Iglesia libre y Estado libre», sino «Iglesia libre en un estado libre». Sin embargo, hay que admitir que, en los recientes hechos relacionados con el Covid-19, los Estados fácilmente han podido cometer abusos de poder al prohibir el culto divino, debido al enfriamiento de la fe, de la debilidad y aquiescencia especialmente de nosotros los obispos.

En el mundo han sido numerosas las situaciones en las que los pastores no hemos combatido por la preservación de la libertad de culto de la grey de Cristo. En ciertos casos, los obispos han tomado decisiones incluso más restrictivas que los gobiernos civiles, por ejemplo, al decidir el cierre de iglesias incluso donde el estado no lo imponía. De todo esto ciertamente deberemos dar cuenta ante el Juez Supremo. 

Además de transmitir a los fieles la falsa idea de que «participar» en la misa en streaming, o incluso no participar en ella, es lo mismo que ir a la iglesia el domingo, esta actitud de los pastores ha fortalecido la convicción de que, al fin y al cabo, rezar y rendir culto a Dios es una cosa menos importante que la salud física. ¡Cuántos pastores han afirmado públicamente, durante la pandemia, que la Iglesia ponía en primer puesto la salud de los ciudadanos! Pero, ¿murió Cristo en la cruz para salvar la salud del cuerpo o para salvar las almas? Está claro que la salud es un don de Dios y la Iglesia siempre la ha valorado y cuidado de muchas formas.

Pero más aún que la salud del cuerpo, para nosotros los pastores cuenta la del alma, que es la «suprema lex», la ley suprema, en la Iglesia. Hemos permitido que nuestros fieles permanezcan mucho tiempo sin la liturgia, sin la Comunión Eucarística y la Confesión, cuando en cambio —como se ha visto— bastaba con organizarse para ofrecer los Sacramentos de forma segura también desde el punto de vista sanitario. 

Hubiéramos podido y debido protestar contra los abusos de los gobiernos, pero casi nunca lo hicimos. Muchos fieles se escandalizaron por esta sumisión inmediata y silenciosa de los Pastores a las autoridades civiles, mientras que estas últimas cometieron un verdadero abuso de poder, privando a los cristianos de la libertad religiosa. Por otro lado, se alaba el ejemplo contrario de aquellos Pastores que actuaron según el Corazón de Cristo, como, por citar sólo uno, el arzobispo de San Francisco, Mons. Salvatore Cordileone. Su testimonio demuestra que luchar por la causa justa cuesta trabajo y atrae críticas injustas e incluso calumnias o persecuciones de diversa índole, pero que finalmente el Señor concede la victoria.

Adblock test (Why?)



14:01:00

Por: Joseph F. Naumann, arzobispo de Kansas City

(ZENIT Noticias / Kansas, 28.09.2021).- El mes de octubre trae consigo la observancia anual del “Mes Respetemos la Vida”. Este año se enmarca dentro del año declarado por el Papa Francisco como Año de San José, y por ese motivo la celebración resalta el ejemplo de ese gran Santo.

Por ser fiel protector de Jesús y María, en San José encontramos un profundo recordatorio de nuestro propio llamado a acoger, proteger y defender el don preciado de Dios de la vida humana.

A pesar de las circunstancias misteriosas en torno al embarazo de María, San José la llevó a su hogar ante la palabra del ángel. Guió su viaje a Belén, encontró refugio y acogió al Niño Jesús como su hijo. Cuando Herodes amenazó la vida del Niño Jesús, San José dejó su patria y huyó con Jesús y María a Egipto.

Al igual que San José, también estamos llamados a cuidar a quienes Dios nos encomendó, en especial las madres y niños vulnerables. Podemos seguir los pasos de San José como protector abogando en contra del financiamiento de abortos por parte de los contribuyentes, que apuntan a la vida de millones de niños pobres y sus madres aquí en Estados Unidos. Podemos imitar su cuidado y aporte ayudando a comenzar Camina con madres necesitadas en nuestras parroquias, «caminando en el lugar» de madres que transitan un embarazo difícil, en especial madres de bajos ingresos de nuestras comunidades.

Por momentos, tal vez nos sintamos inseguros de nuestra capacidad para contestar el llamado del Señor. Pero Él nos invita a responder con fidelidad, a pesar de nuestros propios temores o debilidades: “Te basta mi gracia, mi mayor fuerza se manifiesta en la debilidad” (2 Cor 12,9).

Que imitemos la fiel confianza y el valor de San José mientras trabajamos para defender la dignidad de toda vida humana. ¡San José, defensor de la vida, ruega por nosotros! 

Para aprender más sobre cómo impedir la financiación de abortos por parte de los contribuyentes, visiten www.notaxpayerabortion.com. Para caminar con madres necesitadas en la parroquia local, visiten www.walkingwithmoms.comPara unirse en oración por la intercesión de San José, defensor de la vida, visiten https://es.respectlife.org/prayer-to-st-joseph.

* Mons. Naumann también es presidente del Comité Pro Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

Adblock test (Why?)



21:01:00

Por: P. Jorge Enrique Mújica, L.C.

(ZENIT Noticias, 27.09.2021).- El Partido Demócrata presentó un proyecto de ley destinado a proteger el aborto sin límites en la Unión Americana. La iniciativa fue aprobada el pasado viernes 24 de septiembre por 218 votos contra 211. Esta iniciativa de ley bloquea todas las regulaciones contra el aborto que se han hecho en congresos estatales y, en la práctica, elimina todas las restricciones para abortar, incluso si el bebé se encuentra ya en el noveno mes de gestación y por tanto en vísperas de nacer.

En declaraciones al The Washington Post, la presidente de la Cámara de Representantes, la demócrata y declarada “católica” Nancy Pelosi sugirió que Dios ha dado albedrio también para abortar. La declaración de la sra. Pelosi era contestación al llamado del arzobispo Cordileone, de San Francisco, quien había pedido a los legisladores usar su libre albedrío y votar en contra.

Esta medida del congreso se da en medio de la polémica por las leyes emanadas en Texas y que vetan la posibilidad de aborto si se escucha ya el latido del corazón del bebé. Esa ley también fue contestada desde el estado de Nueva York por la gobernadora “católica” del Estado, la señora Kathy Hochul.

Hochul, quien sustituyó a otro “católico” pro aborto, el ex gobernador Andrew Cuomo, acusado de acoso sexual contra mujeres, invitó a las mujeres texanas a ir a abortar a Nueva York. “Las mujeres en Texas necesitan saber que las ayudaremos a encontrar un camino a Nueva York y en este momento estamos buscando intensamente para encontrar qué recursos podemos traer a la mesa para ayudarlas a tener un transporte seguro hasta aquí y hacerle saber allá que somos proveedores y que las ayudarán en este momento de su necesidad ”, dijo la gobernadora en una entrevista con Lawrence O’Donnell de la MSNBC el pasado 15 de septiembre.

La “católica” Hochul acusó al gobernador de Texas de querer control los cuerpos de las mujeres de ese estado. Ya el 13 de septiembre la misma persona anunció medidas para reafirmar las posibilidades de aborto en el estado.

Pero no es todo lo que la gobernadora “católica” (también del Partido Demócrata en los Estados Unidos) ha hecho como activista. También escribió una carta al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, exigiendo medidas para “frenar la propagación de esta información errónea, como lo ha hecho Facebook con información relacionada con COVID-19, vacunas y derechos de voto”. Por “información errónea la sra. Hochul entiende todo lo pro vida posteado desde páginas y perfiles personas de asociaciones y personas individuales.

Según la gobernadora de Nueva York, los pro vida “describen procedimientos horribles que no tienen base en la realidad, citan estudios totalmente inventados e inflan o tergiversan deliberadamente los datos de salud pública”. Al parecer la sra. Hochul no ha sido testigo de un aborto en el noveno mes por desmembramiento.

Según datos de 2020 del Guttmacher Institute, 1 de cada 4 embarazos en el mundo termina en aborto. Eso significa unos 73 millones de abortos al año. Un aborto tiene un costo promedio -dependiendo del mes del bebé- de entre 120 y 400 dólares. Se entiende perfectamente el resultado de multiplicar 73 millones por esas cantidades de dinero y eso hace comprender mejor si lo que está detrás es el interés por “el cuerpo de las mujeres” o todo lo que supone la millonaria industria de la muerte. 

Adblock test (Why?)



21:01:00

Redacción ZENIT

(ZENIT Noticias / Washington, 27.09.2021).- La Cámara de Representantes votó el viernes 24 de septiembre para aprobar la Ley de Protección de la Salud de la Mujer HR 3755. Ese proyecto de ley impone el aborto a pedido en todo el país en cualquier etapa del embarazo a través de un estatuto federal y elimina las leyes pro-vida en todos los niveles de gobierno. Esto incluye el no notificar a los padres de las niñas menores de edad y las protecciones de salud o seguridad específicas de las instalaciones de aborto. HR 3755 también obliga a todos los estadounidenses a apoyar los abortos aquí y en el extranjero con el dinero de sus impuestos y también obliga a los proveedores de atención médica y profesionales a realizar, ayudar y/o recomendar el aborto en contra de sus creencias profundamente arraigadas, así como forzar empleadores y aseguradoras para cubrir o pagar el aborto.

Mons. Joseph Naumann, arzobispo de Kansas City y presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, declaró lo siguiente: “Con un nombre engañoso, este proyecto de ley es el proyecto de ley a favor del aborto más extremo que jamás haya visto nuestra nación. La HR 3755 no trata sobre la salud de las mujeres, sino sobre la eliminación de todas y cada una de las protecciones para los niños por nacer, incluidas las niñas. Conduciría a la destrucción deliberada de millones de vidas por nacer, dejando a innumerables mujeres con cicatrices físicas, emocionales y espirituales”.

Y añade: “Este proyecto de ley asume que el aborto puede ser la única o la mejor solución a un embarazo en crisis. La ley HR 3755 se basa en una narrativa falsa y desesperada. Al tratar el aborto como el equivalente moral a la eliminación de un apéndice, esta propuesta está radicalmente fuera de sintonía con los estadounidenses. Como nación construida sobre el reconocimiento de que todo ser humano está dotado por su Creador de los derechos inalienables a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, este proyecto de ley es una completa injusticia. El Congreso debe adoptar una política pública que respete los derechos de las madres, sus hijos y la conciencia de todos los estadounidenses, no promover una política radical de ‘aborto a pedido hasta el nacimiento’ que está completamente fuera de sintonía con los principios de nuestro país».

Adblock test (Why?)



21:01:00

Por: Fionn Shiner

(ZENIT Noticias /Erbil, Irak, 24.09.2021).- La amenaza de Daesh (ISIS) y otros extremistas en Irak ha aumentado tras el regreso de los talibanes al poder en Afganistán, según uno de los obispos más respetados de Oriente Medio.

El arzobispo católico-caldeo Bashar Warda, de la diócesis de Erbil, dijo a la importante organización benéfica Ayuda a la Iglesia Necesitada que el ascenso al poder de los talibanes podría tener implicaciones extremadamente graves para Irak: “Afganistán e Irak son lugares muy diferentes. Pero la toma del país por parte de los talibanes ciertamente brinda aliento a quienes apoyan ese tipo de régimen». 

El arzobispo Warda advirte que los extremistas de Daesh todavía están activos en el país y que está «ciertamente» preocupado de que puedan regresar al poder en Irak y Siria: “[Todavía no se han ido del todo. Continúan existiendo en clandestinidad y aún mantienen la capacidad de causar daño en Irak. Más importante aún, la mentalidad que creó ISIS ciertamente aún permanece en la región. Así que esta es una preocupación constante».

El arzobispo agregó: «Creo que es definitivamente cierto que la mentalidad de Daesh todavía existe en Irak y Siria entre ciertas partes de la población».

Al comentar sobre el anuncio del presidente Joe Biden de retirar la misión de combate de Estados Unidos en Irak para fin de año, el arzobispo Warda dijo que la posible inseguridad tendrá un impacto negativo en los cristianos y otras minorías religiosas.

El arzobispo dijo: “Lo que nos ha enseñado nuestra historia, especialmente nuestra historia reciente, es que en cualquier época de inestabilidad y conflicto son las minorías las que sufren primero. Así que, en la medida en que cualquier cambio en la participación de Estados Unidos en Irak lleve a un aumento de la inestabilidad, ciertamente nos preocupa que esto lleve a una mayor persecución de las minorías religiosas».

A pesar de estas preocupaciones, el arzobispo Warda también tenía esperanzas en el futuro del cristianismo en Irak, particularmente después de la visita del Papa Francisco en marzo pasado: “Ahora somos un número pequeño, pero nos mantenemos firmes y hacemos nuestro mejor esfuerzo donde sea que estemos en Irak para demostrar que somos una pieza vital en la estructura del país. Creo que la visita del Santo Padre mostró al resto de Irak el impacto positivo de la comunidad cristiana aquí, y también el impacto positivo que la comunidad cristiana puede traer a Irak en términos de cómo el mundo ve a nuestro país. Estas cosas nos brindan esperanza y continuaremos haciendo nuestro mejor esfuerzo para aprovecharlas … Con el tiempo, esperamos que esto permita que nuestra comunidad aquí no solo sobreviva, sino que prospere y, con suerte, crezca con el tiempo».

Irak es un país prioritario para Ayuda a la Iglesia Necesitada. Esa organización benéfica brinda ayuda de emergencia, reparaciones de edificios de iglesias, asistencia médica durante la pandemia y becas para estudiantes.

Adblock test (Why?)



15:01:00

Redacción ZENIT

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 27.09.2021).- recuperando una característica de ZENIT, ofrecemos a continuación las palabras y saludos íntegros del Papa en su alocución antes de la oración mariana del Ángelus desde la ventana de los apartamentos pontificios en la Ciudad del Vaticano.

*** 

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

El Evangelio de la Liturgia de hoy nos cuenta un breve diálogo entre Jesús y el apóstol Juan, que habla en nombre de todo el grupo de discípulos. Habían visto un hombre que expulsaba demonios en nombre del Señor, pero se lo impidieron porque no formaba parte de su grupo. Jesús, a este punto, les invita a no obstaculizar a quien trabaja por el bien, porque contribuye a realizar el proyecto de Dios (cfr. Mc 9,38-41). Luego advierte: en lugar de dividir a las personas en buenos y malos, todos estamos llamados a vigilar nuestro corazón, para no sucumbir al mal y dar escándalo a los demás (cfr. vv. 42-45.47-48).

Las palabras de Jesús desvelan una tentación y ofrecen una exhortación. La tentación es la de la cerrazón. Los discípulos querían impedir una obra de bien solo porque quien la realizaba no pertenecía a su grupo. Piensan que tienen “la exclusiva sobre Jesús” y que son los únicos autorizados a trabajar por el Reino de Dios. Pero así terminan por sentirse predilectos y consideran a los otros como extraños, hasta convertirse en hostiles con ellos. Hermanos y hermanas, cada cerrazón, de hecho, hace tener a distancia a quien no piensa como nosotros, y esto —lo sabemos— es la raíz de muchos males de la historia: del absolutismo que a menudo ha generado dictaduras y de muchas violencias hacia quien es diferente.

Pero es necesario también velar sobre la cerrazón en la Iglesia. Porque el diablo, que es el divisor —esto significa la palabra “diablo”, que causa la división— siempre insinúa sospechas para dividir y excluir a la gente. Tienta con astucia, y puede suceder como a esos discípulos, ¡que llegan a excluir incluso a quien había expulsado al mismo diablo! A veces también nosotros, en vez de ser comunidad humilde y abierta, podemos dar la impresión de ser “los primeros de la clase” y tener a los otros a distancia; en vez de tratar de caminar con todos, podemos exhibir nuestro “carné de creyentes”: “yo soy creyente”, “yo soy católico”, “yo soy católica”, “yo pertenezco a esta asociación, a la otra…”; y los otros pobrecitos no. Esto es un pecado. Mostrar el “carné de creyentes” para juzgar y excluir.

Pidamos la gracia de superar la tentación de juzgar y de catalogar, y que Dios nos preserve de la mentalidad del “nido”, la de custodiarnos celosamente en el pequeño grupo de quien se considera bueno: el sacerdote con sus fieles, los trabajadores pastorales cerrados entre ellos para que nadie se infiltre, los movimientos y las asociaciones en el propio carisma particular, etc. Cerrados. Todo esto corre el riesgo de hacer de las comunidades cristianas lugares de separación y no de comunión. El Espíritu Santo no quiere cierres; quiere apertura, comunidades acogedoras donde haya sitio para todos.

Y después en el Evangelio está la exhortación de Jesús: en vez de juzgar todo y a todos, ¡estemos atentos a nosotros mismos! De hecho, el riesgo es el de ser inflexibles hacia los otros e indulgentes hacia nosotros mismos. Y Jesús nos exhorta a no pactar con el mal con imágenes que impactan: “Si hay algo en ti que es motivo de escándalo, córtatelo!” (cfr. vv. 43-48). Si algo te hace mal, ¡córtalo! No dice: “Si algo es motivo de escándalo, piensa sobre ello, mejora un poco…”. No: “¡Córtatelo! ¡Enseguida!”. Jesús es radical en esto, exigente, pero por nuestro bien, como un buen médico. Cada corte, cada poda, es para crecer mejor y llevar fruto en el amor. Preguntémonos entonces: ¿Qué hay en mí que contrasta con el Evangelio? ¿Qué quiere Jesús, en concreto, que corte en mi vida?

Recemos a la Virgen Inmaculada, para que nos ayude a ser acogedores hacia los otros y vigilantes sobre nosotros mismos.

*** 

Después del Ángelus 

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy se celebra la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que este año tiene por tema “Hacia un nosotros cada vez más grande”. Es necesario caminar juntos, sin prejuicios y sin miedos, poniéndose junto a quien es más vulnerable: migrantes, refugiados, desplazados, víctimas de la trata y abandonados. Estamos llamados a construir un mundo cada vez más inclusivo, que no excluya a nadie.

Me uno a quienes, en las distintas partes del mundo, están celebrando esta Jornada; saludo a los fieles reunidos en Loreto por la iniciativa de la Conferencia Episcopal Italiana a favor de los migrantes y de los refugiados. Saludo y doy las gracias a las diferentes comunidades étnicas presentes aquí en la plaza con sus banderas; saludo a los representantes del proyecto “APRI” de la Caritas Italiana; como también a la Oficina Migrantes de la Diócesis de Roma y el Centro Astalli. ¡Gracias a todos por vuestro compromiso generoso!

Y antes de dejar la plaza, os invito a acercaos a ese monumento allí —donde está el cardenal Czerny—: la barca con los inmigrantes, y a deteneos sobre la mirada de esas personas y a acoger en esa mirada la esperanza que hoy tiene cada inmigrante de empezar de nuevo a vivir. Id allí, ved ese monumento. No cerremos las puertas a su esperanza.

Expreso cercanía y solidaridad a aquellos que han sido golpeados por la erupción del volcán en la Isla La Palma, en Canarias. Pienso especialmente en los que se han visto obligados a dejar sus casas. Por estas personas tan probadas y por los que están trabajando en las tareas de socorro rezamos a la Virgen, venerada en esa Isla como Nuestra Señora de las Nieves.

Hoy, en Bolonia, será beatificado don Giovanni Fornasini, sacerdote y mártir. Párroco celante en la caridad, no abandonó el rebaño en el trágico periodo de la segunda guerra mundial, sino que lo defendió hasta el derramamiento de la sangre. Su testimonio heroico nos ayude a afrontar con fortaleza las pruebas de la vida. ¡Un aplauso para el nuevo beato!

Y os saludo a todos vosotros, romanos y peregrinos de varios países. En particular, saludo al Movimiento laical de la Obra Don Orione y la representación de padres y jóvenes asociados en la lucha contra los tumores.

Os deseo a todos vosotros un feliz domingo. Y por favor, por favor no os olvidéis de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto!

Adblock test (Why?)



15:01:00

Redacción ZENIT 

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 27.09.2021).- «¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto». (cf. Hch 26,16): este es el tema del Mensaje del Santo Padre a los jóvenes con motivo de la XXXVI Jornada Mundial de la Juventud 2021, que se celebrará el 21 de noviembre en las Iglesias locales de todo el mundo.

El texto, firmado por el Papa Francisco en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, forma parte de un ciclo de tres mensajes que acompañan a los jóvenes en el camino entre la JMJ de Panamá 2019 y la de Lisboa 2023, todos ellos centrados en el verbo «levantarse».

Este año, se invita a los jóvenes a meditar sobre la conversión de San Pablo, que pasó de ser un «perseguidor-ejecutor» a un «discípulo-testigo». Releyendo el episodio de Damasco, punto de inflexión en la historia del Apóstol de las Naciones, el Papa guía a los jóvenes al descubrimiento del amor incondicional de Dios por cada hombre. «El Señor -escribe Francisco- eligió a alguien que incluso lo había perseguido, que había sido completamente hostil a Él y a los suyos. Pero no existe una persona que para Dios sea irrecuperable. Por medio del encuentro personal con Él siempre es posible volver a empezar. Ningún joven está fuera del alcance de la gracia y de la misericordia de Dios”. 

El Papa Francisco también ofrece algunas indicaciones concretas sobre cómo «levantarse» y «convertirse en testigos» de los muchos compañeros que encuentran «en el ‘camino de Damasco’ de nuestro tiempo», entre ellas: «Levántate y testimonia el amor y el respeto que es posible instaurar en las relaciones humanas», «Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir».

Este año, por primera vez, la edición local de la Jornada Mundial de la Juventud se celebrará en la solemnidad de Cristo Rey del Universo.

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida ha publicado recientemente el subsidio Orientaciones Pastorales para la Celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en las Iglesias Particulares (http://www.laityfamilylife.va/content/laityfamilylife/en/GMGpastoralGuidelines.html), que recoge las inspiraciones y la experiencia de la pasada JMJ, con el fin de que la celebración de esta «Jornada de la Juventud» sea aún más fructífera para las comunidades locales y para la pastoral juvenil ordinaria.

La próxima edición internacional de la JMJ se celebrará en Lisboa en 2023 bajo el lema: «María se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39).

***

A continuación el Mensaje íntegro del Papa

 

¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto” (cf. Hch 26,16)

Queridos jóvenes:

Una vez más quisiera tomarlos de la mano para continuar juntos la peregrinación espiritual que nos conduce hacia la Jornada Mundial de la Juventud de Lisboa en el 2023. 

El año pasado, un poco antes de que se propagara la pandemia, firmé el mensaje con el lema “Joven, a ti te digo, ¡levántate!” (cf. Lc 7,14). En su providencia, el Señor ya nos quería preparar para la durísima prueba que estábamos a punto de vivir.

En el mundo entero se tuvo que afrontar el sufrimiento causado por la pérdida de tantas personas queridas y por el aislamiento social. También a ustedes, jóvenes —que por naturaleza se proyectan hacia el exterior—, la emergencia sanitaria les impidió salir para ir a la escuela, a la universidad, al trabajo, para reunirse. Se encontraron en situaciones difíciles, que no estaban acostumbrados a gestionar. Quienes estaban menos preparados y privados de apoyo se sintieron desorientados. En muchos casos surgieron problemas familiares, así como desocupación, depresión, soledad y dependencias. Sin hablar del estrés acumulado, de las tensiones y explosiones de rabia, y del aumento de la violencia. 

Pero gracias a Dios este no es el único lado de la medalla. Si la prueba nos mostró nuestras fragilidades, también hizo que aparecieran nuestras virtudes, como la predisposición a la solidaridad. En cada rincón del mundo vimos muchas personas, entre ellas numerosos jóvenes, luchar por la vida, sembrar esperanza, defender la libertad y la justicia, ser artífices de paz y constructores de puentes.

Cuando un joven cae, en cierto sentido cae la humanidad. Pero también es verdad que cuando un joven se levanta, es como si se levantara el mundo entero. Queridos jóvenes, ¡qué gran potencialidad hay en sus manos! ¡Qué fuerza tienen en sus corazones!

Por eso hoy, una vez más, Dios le dice a cada uno de ustedes: “¡Levántate!”. Espero de todo corazón que este mensaje nos ayude a prepararnos para tiempos nuevos, para una nueva página en la historia de la humanidad. Pero, queridos jóvenes, no es posible recomenzar sin ustedes. Para volver a levantarse, el mundo necesita la fuerza, el entusiasmo y la pasión que tienen ustedes. En este sentido, quisiera que meditemos juntos el pasaje de los Hechos de los Apóstoles en el que Jesús le dice a Pablo: “¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto” (cf. Hch 26,16).

Pablo testigo ante el rey

El versículo que inspira el lema de la Jornada Mundial de la Juventud 2021 está tomado del testimonio de Pablo ante el rey Agripa, mientras se encontraba detenido en la cárcel. Él, que un tiempo fue enemigo y perseguidor de los cristianos, ahora es juzgado por su fe en Cristo. Habían pasado unos veinticinco años cuando el Apóstol narra su historia y el episodio fundamental de su encuentro con Cristo.

Pablo confiesa que anteriormente había perseguido a los cristianos hasta que un día, cuando iba a Damasco para arrestar a algunos de ellos, una luz “más brillante que el sol” lo envolvió a él y a sus compañeros de viaje (cf. Hch 26,13), pero solamente él oyó “una voz”. Jesús le dirigió la palabra y lo llamó por su nombre.

“¡Saulo, Saulo!”

Profundicemos juntos este hecho. Llamando a Saulo por su nombre, el Señor le hizo comprender que lo conocía personalmente. Es como si le dijera: “Sé quién eres, sé lo que estás tramando, pero a pesar de todo me dirijo justo a ti”. Lo llamó dos veces, como signo de una vocación especial y muy importante, como había hecho con Moisés (cf. Ex 3,4) y con Samuel (cf. 1 S 3,10). Cayendo al suelo, Saulo comprendió que era testigo de una manifestación divina, de una revelación poderosa, que lo sacudió, pero no lo aplastó, al contrario, lo interpeló personalmente.

En efecto, sólo un encuentro personal —no anónimo— con Cristo cambia la vida. Jesús muestra que conoce bien a Saulo, que “conoce su interior”. Aun cuando Saulo es un perseguidor, aun cuando en su corazón siente odio hacia los cristianos, Jesús sabe que esto se debe a la ignorancia y quiere demostrar su misericordia en él. Será justamente esta gracia, este amor inmerecido e incondicional, la luz que transformará radicalmente la vida de Saulo.

“¿Quién eres, Señor?”

Ante esa presencia misteriosa que lo llama por su nombre, Saulo pregunta: «¿Quién eres, Señor?» (Hch 26,15). Esta pregunta es sumamente importante, y todos en la vida, antes o después, nos la tenemos que hacer. No basta haber escuchado hablar de Cristo a otros, es necesario hablar con Él personalmente. Esto, básicamente, es rezar. Es hablar a Jesús directamente, aunque tengamos el corazón todavía desordenado, la mente llena de dudas o incluso de desprecio hacia Cristo y los cristianos. Me gustaría que cada joven, desde lo profundo de su corazón, llegara a hacerse esta pregunta: “¿Quién eres, Señor?”.

No podemos dar por descontado que todos conocen a Jesús, aun en la era de internet. La pregunta que muchas personas dirigen a Jesús y a la Iglesia es justamente esta: “¿Quién eres?”. En todo el relato de la vocación de san Pablo esta es la única vez en la que él habla. Y a su pregunta, el Señor responde sin demora: «Yo soy Jesús, al que tú persigues» (ibíd.).

“Yo soy Jesús, al que tú persigues”

Por medio de esta respuesta, el Señor Jesús revela a Saulo un gran misterio: que Él se identifica con la Iglesia, con los cristianos. Hasta ahora, Saulo no había visto de Cristo más que a los fieles que había encerrado en la cárcel (cf. Hch 26,10), cuya condena a muerte él mismo había aprobado (ibíd.). Y había visto cómo los cristianos respondían al mal con el bien, al odio con el amor, aceptando las injusticias, la violencia, las calumnias y las persecuciones sufridas por el nombre de Cristo. Por eso, si se mira bien, Saulo de algún modo —sin saberlo— había encontrado a Cristo, ¡lo había encontrado en los cristianos!

Cuántas veces hemos oído decir: “Jesús sí, la Iglesia no”, como si uno pudiera ser una alternativa a la otra. No se puede conocer a Jesús si no se conoce a la Iglesia. No se puede conocer a Jesús si no por medio de los hermanos y las hermanas de su comunidad. No nos podemos llamar plenamente cristianos si no vivimos la dimensión eclesial de la fe.

“Te lastimas dando golpes contra el aguijón”

Estas son las palabras que el Señor dirigió a Saulo después de que cayera al suelo. Parece como si le estuviese hablando de modo misterioso desde largo tiempo, tratando de atraerlo hacía sí, y Saulo se estuviera resistiendo. Este mismo dulce “reproche”, nuestro Señor lo dirige a cada joven que se aleja: “¿Hasta cuándo huirás de mí? ¿Por qué no escuchas que te estoy llamando? Estoy esperando tu regreso”. Como el profeta Jeremías, nosotros a veces decimos: «No volveré a recordarlo» (Jr 20,9). Pero en el corazón de cada uno hay como un fuego ardiente, aunque nos esforcemos por contenerlo no lo conseguimos, porque es más fuerte que nosotros mismos.

El Señor eligió a alguien que incluso lo había perseguido, que había sido completamente hostil a Él y a los suyos. Pero no existe una persona que para Dios sea irrecuperable. Por medio del encuentro personal con Él siempre es posible volver a empezar. Ningún joven está fuera del alcance de la gracia y de la misericordia de Dios. De ninguno se puede decir: está demasiado lejos, es demasiado tarde. ¡Cuántos jóvenes tienen la pasión de oponerse e ir contracorriente, pero llevan escondida en el corazón la necesidad de comprometerse, de amar con todas sus fuerzas, de identificarse con una misión! Jesús, en el joven Saulo, ve exactamente esto.

Reconocer la propia ceguera

Podemos imaginar que, antes del encuentro con Cristo, Saulo estaba en cierto sentido “lleno de sí”, se consideraba “grande” por su integridad moral, por su celo, por sus orígenes y por su cultura. Ciertamente estaba convencido de que hacía lo correcto. Pero, cuando el Señor se le reveló, “aterrizó” y se encontró ciego. De repente descubrió que era incapaz de ver, no sólo físicamente sino también espiritualmente. Sus certezas vacilaron. En su interior advirtió que aquello que lo había animado con tanta pasión —el celo por eliminar a los cristianos— había sido una completa equivocación. Se dio cuenta de que no era el poseedor absoluto de la verdad, más aún, que estaba lejos de serlo. Y, junto a sus certezas, cayó también su “grandeza”. De repente se supo perdido, frágil, “pequeño”.

Esta humildad —conciencia del propio límite— es fundamental. A quien piensa que lo sabe todo de sí, de los otros e incluso de las verdades religiosas, le costará encontrar a Cristo. Saulo, volviéndose ciego, perdió sus puntos de referencia. Al quedarse solo en la oscuridad las únicas cosas claras para él fueron la luz que vio y la voz que sintió. Qué paradoja: justo cuando uno reconoce que está ciego es cuando comienza a ver.

Después de la revelación en el camino de Damasco, Saulo preferirá ser llamado Pablo, que significa “pequeño”. No se trata de un “nombre de usuario” o de un “nombre artístico” —tan en boga hoy incluso entre la gente común—, fue el encuentro con Cristo el que lo hizo sentirse realmente así, derribando el muro que le impedía conocerse de verdad. Él mismo afirmó de sí: «Porque yo soy el más insignificante de los apóstoles, incluso indigno de llamarme apóstol por haber perseguido a la Iglesia de Dios» (1 Co 15,9).

A santa Teresa de Lisieux, como a otros santos, le gustaba repetir que la humildad es la verdad. Hoy en día muchas “historias” sazonan nuestras jornadas, especialmente en las redes sociales, a menudo construidas artísticamente con mucha producción, con videocámaras y escenarios diferentes. Se buscan cada vez más los focos del primer plano, sabiamente orientados, para poder mostrar a los “amigos” y “seguidores” una imagen de sí que a veces no refleja la propia verdad. Cristo, luz meridiana, viene a iluminarnos y a restituirnos nuestra autenticidad, liberándonos de cualquier máscara. Nos muestra con nitidez lo que somos, porque nos ama tal como somos.

Cambiar de perspectiva

La conversión de Pablo no fue un volver para atrás, sino abrirse a una perspectiva totalmente nueva. En efecto, él continuó el camino hacia Damasco, pero ya no era el mismo de antes, era una persona distinta (cf. Hch 22,10). En la vida ordinaria es posible convertirse y renovarse haciendo las cosas que solemos hacer, pero con el corazón transformado y con motivaciones diferentes. En este caso, Jesús le pidió a Pablo expresamente que siguiera hasta Damasco, hacia donde se dirigía. Pablo obedeció, pero ahora la finalidad y la perspectiva de su viaje habían cambiado radicalmente. De ahora en adelante verá la realidad con ojos nuevos. Antes eran los ojos del perseguidor justiciero, desde ahora serán los del discípulo testigo. En Damasco, Ananías lo bautizó y lo introdujo en la comunidad cristiana. En el silencio y en la oración, Pablo profundizará la propia experiencia y la nueva identidad que le dio el Señor Jesús.

No dispersar la fuerza y la pasión de los jóvenes

La actitud de Pablo antes del encuentro con Jesús resucitado no nos resulta extraña. ¡Cuánta fuerza y cuánta pasión habitan también en los corazones de ustedes, queridos jóvenes! Pero si la oscuridad que los rodea y la que está dentro de ustedes les impide ver correctamente, corren el riesgo de perderse en batallas sin sentido, hasta volverse violentos. Y lamentablemente las primeras víctimas serán ustedes mismos y aquellos que están más cerca de ustedes. Existe también el peligro de luchar por causas que en el origen defienden valores justos pero que, llevadas al extremo, se vuelven ideologías destructivas. ¡Cuántos jóvenes hoy, tal vez empujados por las propias convicciones políticas o religiosas, terminan por convertirse en instrumentos de violencia y destrucción en la vida de muchos!

Algunos, nativos digitales, encuentran en el ámbito virtual y en las redes sociales el nuevo campo de batalla, utilizando sin escrúpulos el arma de las noticias falsas para esparcir veneno y destruir a sus adversarios.

Cuando el Señor irrumpió en la vida de Pablo, no anuló su personalidad, no borró su celo y su pasión, sino que hizo fructificar sus talentos para hacer de él el gran evangelizador hasta los confines de la tierra.

Apóstol de las gentes

Posteriormente, Pablo será conocido como “el apóstol de las gentes”. ¡Él, que había sido un escrupuloso fariseo observante de la Ley! He aquí otra paradoja: el Señor depositó su confianza justamente en aquel que lo perseguía. Como Pablo, cada uno de nosotros puede sentir en lo profundo de su corazón esta voz que le dice: “Me fío de ti. Conozco tu historia y la tomo en mis manos, junto contigo. Aunque a menudo hayas estado en mi contra, te elijo y te hago mi testigo”. La lógica divina puede hacer del peor perseguidor un gran testigo. 

El discípulo de Cristo está llamado a ser «luz del mundo» (Mt 5,14). Pablo debe dar testimonio de lo que ha visto, pero ahora está ciego. ¡Estamos de nuevo ante una paradoja! Pero es justamente a través de esta experiencia personal que Pablo podrá identificarse con aquellos a los que el Señor lo envía. En efecto, es constituido testigo «para abrirles los ojos y que se conviertan de las tinieblas a la luz» (Hch 26,18).

“¡Levántate y da testimonio!”

Al abrazar la vida nueva que nos fue dada en el bautismo, recibimos también una misión del Señor: “¡Serás mi testigo!”. Es una misión a la que dedicarse, que lleva a cambiar la vida.

Hoy la invitación de Cristo a Pablo se dirige a cada una y cada uno de vosotros, jóvenes: ¡Levántate! No puedes quedarte tirado en el suelo sintiendo pena de ti mismo, ¡hay una misión que te espera! También tú puedes ser testigo de las obras que Jesús ha comenzado a realizar en ti. Por eso, en nombre de Cristo, te digo:

– Levántate y testimonia tu experiencia de ciego que ha encontrado la luz, que ha visto el bien y la belleza de Dios en sí mismo, en los otros y en la comunión de la Iglesia que vence toda soledad.

– Levántate y testimonia el amor y el respeto que es posible instaurar en las relaciones humanas, en la vida familiar, en el diálogo entre padres e hijos, entre jóvenes y ancianos.

– Levántate y defiende la justicia social, la verdad, la honradez y los derechos humanos; a los perseguidos, a los pobres y los vulnerables, a los que no tienen voz en la sociedad y a los inmigrantes.

– Levántate y testimonia la nueva mirada que te hace ver la creación con ojos maravillados, que te hace reconocer la tierra como nuestra casa común y que te da el valor de defender la ecología integral.

– Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir, que las personas esclavas pueden volverse libres, que los corazones oprimidos por la tristeza pueden volver a encontrar la esperanza.

– ¡Levántate y testimonia con alegría que Cristo vive! Difunde su mensaje de amor y salvación entre tus coetáneos, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el mundo digital, en todas partes.

El Señor, la Iglesia, el Papa confían en ustedes y los constituyen testigos para tantos otros jóvenes que encuentran en los “caminos de Damasco” de nuestro tiempo. No se olviden: «Si uno de verdad ha hecho una experiencia del amor de Dios que lo salva, no necesita mucho tiempo de preparación para salir a anunciarlo, no puede esperar que le den muchos cursos o largas instrucciones. Todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 120).

¡Levántense y celebren la JMJ en las Iglesias particulares!

Renuevo a todos ustedes, jóvenes del mundo, la invitación a formar parte de esta peregrinación espiritual que nos llevará a celebrar la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa en 2023. El próximo encuentro, no obstante, será en vuestras Iglesias particulares, en las diversas diócesis y heparquías del mundo donde, en la solemnidad de Cristo Rey, se celebrará la Jornada Mundial de la Juventud 2021 a nivel local.

Espero que todos nosotros podamos vivir estas etapas como verdaderos peregrinos y no como “turistas de la fe”. Abrámonos a las sorpresas de Dios, que quiere hacer resplandecer su luz en nuestro camino. Abrámonos a escuchar su voz, también por medio de nuestros hermanos y hermanas en la fe. De esta manera nos ayudaremos unos a otros a levantarnos juntos, y en este difícil momento histórico seremos profetas de tiempos nuevos, llenos de esperanza. Que la Bienaventurada Virgen María interceda por nosotros.

Roma, San Juan de Letrán, 14 de septiembre de 2021, Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

FRANCISCO

Adblock test (Why?)



15:01:00

Por: Joachin Meisner Hertz

(ZENIT Noticias / Berna, 27.09.2021).- En mayo de 2021 ZENIT informó acerca del referéndum que se celebraría en Suiza para determinar por ese modo si los ciudadanos helvéticos estaban de acuerdo con el así llamado “matrimonio homosexual”.

El domingo 26 se celebró el referéndum y de él se desprende que 2 de cada 3 suizos apoyaron el “sí” al “matrimonio homosexual”. O en otras palabras: el 64% estuvo de acuerdo.

Con este reconocimiento, Suiza es el segundo país que reconoce este tipo de uniones, equiparándolas con un matrimonio, por vía de referéndum. El primero fue Irlanda en 2015.

A partir de la entrada en vigor de las consecuencias del referéndum las parejas del mismo sexo amparadas la figura de matrimonio podrán acceder a la fecundación asistida (que deberán pagar todos los suizos) y a la adopción de niños.

Adblock test (Why?)



14:01:00

Redacción ZENIT

(ZENIT Noticias / Ciudad de México, 27.09.2021).- Ofrecemos el texto íntegro de la carta enviada por el Papa Francisco al presidente de los obispos mexicanos, Mons. Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey, y a través de él a todos los mexicanos. El contexto de la carta es el bicentenario de la independencia de México. Una lectura videograbada de esta carta fue retransmitida en la rueda de prensa del presidente López Obrador por la mañana del este lunes 27 de septiembre, desde el Palacio Nacional.

***

A su Excelencia Reverendísima

Mons. Rogelio Cabrera López

Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano 

Querido hermano: 

Con motivo del Bicentenario de la declaración de la Independencia, quiero hacerte llegar un cordial saludo, a ti y a los demás hermanos obispos, a las autoridades nacionales y a todo el Pueblo de México. Celebrar la independencia es afirmar la libertad, y la libertad es un don y una conquista permanente. Por eso, me uno a la alegría de esta celebración y, al mismo tiempo, deseo que este aniversario tan especial sea una ocasión propicia para fortalecer las raíces y reafirmar los valores que los construyen como nación. 

Para fortalecer las raíces es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país. Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos. Por eso, en diversas ocasiones, tantos mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización. En esa misma perspectiva, tampoco se pueden ignorar las acciones que, en tiempos más recientes, se cometieron contra el sentimiento religioso cristiano de gran parte del Pueblo mexicano, provocando con ello un profundo sufrimiento. Pero no evocamos los dolores del pasado para quedarnos ahí, sino para aprender de ellos y seguir dando pasos, vistas a sanar las heridas, a cultivar un diálogo abierto y respetuoso entre las diferencias, y a construir la tan anhelada fraternidad, priorizando el bien común por encima de los intereses particulares, las tensiones y los conflictos. 

El aniversario que están celebrando invita a mirar no sólo al pasado para fortalecer las raíces, sino también a seguir viviendo el presente y a construir el futuro con gozo y esperanza, reafirmando los valores que los han constituido y los identifican como Pueblo –valores por los que tanto han luchado e incluso han dado la vida muchos de vuestros antecesores– como son la independencia, la unión y la religión. Y en este punto, quisiera destacar otro acontecimiento que marcará sin duda todo un itinerario de fe para la Iglesia mexicana en los próximos años: la celebración, dentro de una década, de los 500 años de las apariciones de Guadalupe. En esta conmemoración, es bello recordar que, como lo expresó la Conferencia del Episcopado Mexicano en ocasión del 175º aniversario de la Independencia nacional, la imagen de la Virgen de Guadalupe tomada por el Padre Hidalgo del Santuario de Atotonilco, simbolizó una lucha y una esperanza que culminó en las “tres garantías” de Iguala impresas para siempre en los colores de la bandera. María de Guadalupe, la Virgen Morenita, dirigiéndose de modo particular a los más pequeños y necesitados, favoreció la hermandad y la libertad, la reconciliación y la inculturación del mensaje cristiano, no sólo en México sino en todas las Américas. Que ella siga siendo para todos ustedes la guía segura que los lleve a la comunión y a la vida plena en su Hijo Jesucritos. 

Que Jesús bendiga a todos los hijos e hijas de México, y la Virgen Santa los cuide y ampare con su manto celestial. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí. 

Fraternalmente, 

Francisco

Roma, San Juan de Letrán, 16 de septiembre de 2021

Adblock test (Why?)



18:01:00

Por: Enrique Villegas

(ZENIT Noticias / Ciudad de México, 24.09.2021).- El miércoles 22 de septiembre el Nuncio del Papa en México, Mons. Franco Coppola, entregó al presidente de México copias de un variado material historiográfico de relevancia para el país. En 2019 el presidente López Obrador había pedido al Papa los originales de varios códices actualmente en los Museos Vaticanos con el fin de exhibirlos en una muestra en México, en el contexto del bicentenario del inicio del movimiento de independencia y 500 años de la conquista de México.

Fue en octubre de 2020 que el nuncio afirmó que resultaba complicado prestar esos documentos pues según algunos juristas México no devuelve lo que considera documentos de su propiedad.

En la entrega de las copias que hizo el nuncio al presidente también se encontraban presentes la sra. Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de López Obrador, y el ministro del interior, Adán Augusto López. Al respecto el presidente Obrador dijo: “El papa Francisco, al que respetamos y queremos en México, nos envía esta copia de este códice antiguo y otros documentos que se van a exhibir en la exposición en el Museo de Antropología y la Secretaría de Educación Pública a partir del 27 de septiembre». Y añadió: “y no solo nos manda esta copia del códice, sino muchos otros documentos, entre ellos una carta al pueblo de México por la conmemoración».

Adblock test (Why?)



18:01:00

Por: P. Antonio Rivero, L.C.

Ciclo B

Textos: Nm 11, 25-29; St 5, 1-6; Mc 9, 37-42

Idea principal: Cuidemos en nuestra vida la intolerancia, los celos y la intransigencia, pues no son evangélicos. Nadie tiene el monopolio del Espíritu, pues Él sopla donde quiere y cuando quiere.

Síntesis del mensaje: No es propio del Cristianismo el ser intolerante, tajante y radical. Basta ver a Jesús manso y humilde de corazón que tuvo paciencia con los apóstoles, que predicaba el Reino con respeto, exigía desde los valores de la justicia, verdad y solidaridad, y valoraba las cosas positivas de los maestros de la ley y fariseos.

Puntos de la idea principal:

En primer lugar, Moisés no se puso celoso porque Eldad y Medad profetizasen. “Ojalá que todo el pueblo de Dios fuera profeta y descendiera sobre todos el espíritu del Señor”. Es un preludio de lo que nos dirá el Espíritu Santo en el concilio Vaticano II: “El Pueblo santo de Dios participa también de la función profética de Cristo, difundiendo su testimonio vivo sobre todo con la vida de fe y caridad y ofreciendo a Dios el sacrificio de alabanza…Además, el mismo Espíritu Santo no sólo santifica y dirige el Pueblo de Dios mediante los sacramentos y los ministerios…sino que también distribuye gracias especiales entre los fieles de cualquier condición, distribuyendo a cada uno según quiere sus dones, con los que les hace aptos y prontos para ejercer las diversas obras y deberes que sean útiles para la renovación y la mayor edificación de la Iglesia” (Lumen Gentium, 12).

En segundo lugar, ahora es el apóstol Juan, quien se definía “el discípulo amado”, el que parece intolerante y prohíbe a uno expulsar demonios en nombre de Jesús. Cree que sólo ellos, los apóstoles, tienen el monopolio y la exclusiva de estos ministerios. Intolerante, tajante y radical, porque un hombre de pueblo se mete a exorcista y despacha a los demonios. Ya vimos en la primera lectura cómo Moisés paró los pies a esos intolerantes que le pedían que les prohibiese profetizar. La intolerancia es cerrilismo, ignorancia y pecado. La tolerancia es cortesía, inteligencia y virtud. Ahora entendemos mejor al Papa Francisco. La intolerancia es un escándalo. Y escandalizar, según nuestra moral y el evangelio, no es dar que hablar, sino incitar, colaborar…con el pecado. En este caso la intolerancia es virtud porque su objetivo es lo malo. Las palabras de Jesús hoy son una exhortación a la tolerancia y a la magnanimidad. La exclusión sectaria, la mirada narcisista, la pretensión monopolizadora, son actitudes extrañas al espíritu de Jesús. Eliminando toda cerrazón ortodoxa, el cristianismo ha de saber acoger, apoyar y estimular a todos los hombres que defiendan una causa noble, aunque no estén inscritos en su comunidad ni pertenezcan a su confesión. A éstos, por mínima que sea su acción humanitaria, no se les negará la recompensa divina. ¡Cuánto menos la acogida humana! 

Finalmente, habría que preguntarnos si realmente somos tolerantes o intolerantes. Tolerantes en qué. Intolerantes en qué y cuándo. Ya sabemos lo que nos vendrá. La intolerancia de los intolerantes es tan grave, que Jesús les cuelga hoy al cuello una rueda de molino ¡y al mar!, los mutila –ojo, brazo, pierna- ¡y al tostadero!, les cierra a cal y canto la puerta del cielo ¡y a la calle! Naturalmente, es un decir de decires, una hipérbole, pero no un decir por decir. La intolerancia religiosa es las ganas fracasadas de alzarse con el santo y la peana, es decir, con Dios en exclusiva y eso es un sacrilegio. La intolerancia divide a los hombres, les amarga la existencia y eso es un pecado contra el amor y su unidad. La intolerancia fastidia a los hombres, y los hombres por eso se enemistan con Dios. La intolerancia es intolerable. Punto.

Para reflexionar: ¿Con quién soy intolerante: con los demás, conmigo? ¿A qué o a quién debo ser intolerante: a mi hermano que piensa o cree distinto que yo, al pecado y al que me invita a ofender a Dios? ¿Por qué creo que yo tengo el monopolio de la verdad y la salvación? ¿Creo que “mi” verdad es “la” verdad?

Para rezarSeñor, te pido, que me liberes de mi mal carácter, agresividad e intolerancia. La inestabilidad de mi carácter, el mal trato hacia los que se me acercan o se relacionan conmigo, así como con mis familiares, parroquianos, amigos y vecinos gobierna, tristemente mi vida, y el daño que les causo a los demás, al prójimo, a los que en general tratan conmigo, es excesivamente doloroso, y el que me infiero a mi mismo es también insoportable y me produce una inevitable y gran culpa, al punto que me paralizo, y veo pasar los días en una secuencia interminable. Me arrepiento de haber incurrido en esta actitud y conducta, pero necesito de tu celestial y poderoso auxilio para liberarme definitivamente de la intolerancia. Te doy gracias, Señor, porque tú siempre escuchas al que te invoca. Amén.

Cualquier sugerencia o duda pueden comunicarse con el padre Antonio a este email: arivero@legionaries.org

Adblock test (Why?)



18:01:00

Por: Farid Fayes

(ZENIT Noticias / Beirut, 24.09.2021).- Después de un periodo de crisis no sólo política (recuérdese la explosión de 2020 en el puerto de Beirut), Líbano finalmente logra un nuevo gobierno.

Para quien no conoce la situación concreta de este país árabe le sorprenderá que por Constitución el país refleja la variedad de su composición religiosa en los cargos que por ley deben ocupar personas de una u otra religión. En Líbano, el presidente debe ser un católico de rito maronita, el primer ministro un musulmán sunita y el presidente del parlamento un musulmán chiita.

En septiembre de 2021 estos cargos los tienen Najib Mikati (musulmán sunita), Michel Aoun (católico maronita) y Nabih Berri (musulmán chiita). El nuevo gobierno del primer ministro Mikati refleja también la variedad religiosa del país: el vice primer ministro será un cristiano ortodoxo y en el gobierno hay 11 ministros cristianos (5 católicos maronitas, 2 greco-ortodoxos, 2 greco-católicos, 1 armenio ortodoxo y 1 católica de rito latino), 9 ministros musulmanes (5 chiitas y 4 sunitas) y 2 drusos. La única mujer entre todos los ministros es la católica Najla Riachi, ministra para la reforma de la administración.

Desde la Iglesia siro-católica se han realizado algunos comentarios críticos haciendo notar que los siro-católicos (en comunión con el Papa) no tienen representación en el gobierno.

Adblock test (Why?)



14:01:00

Por: Jorge Enrique Mújica, LC

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 24.09.2021).- La Sala de Prensa de la Santa Sede hizo publico la mañana de este viernes 24 de septiembre la intervención dispuesta por el Sumo Pontífice en las Asociación Memores Domini del Movimiento Comunión y Liberación. Específicamente, el Papa “ha dispuesto un cambió en la conducción de la Asociación, nombrado su Delegado especial al Excmo. Mons. Filippo Santoro, arzobispo de Taranto”.

El delegado especial del Papa asume temporalmente, a partir del 25 de septiembre, con plenos poderes, el gobierno de la Asociación “con el fin de custodiar el carisma y preservar la unidad de los miembros”. Esto conlleva que el actual gobierno decaiga a partir de la fecha en que entran en vigor las facultades de Mons. Santoro.

Al mismo tiempo se ha hecho público que el P. Gianfranco Ghirlanda, del clero de la Compañía de Jesús, ha sido nombrado “asistente pontificio” (nombramiento del Pontificio Consejo para Laicos, Familia y Vida) para asuntos relacionados con cuestiones canónicas de la misma asociación.

El comunicado de la Santa Sede reconoce en el carisma de las Memores Domini “una manifestación de la gracia de Dios”.

Las Memore Domini se constituyeron en Milán, bajo la guía de don Luigi Giussani, por iniciativa de algunos laicos procedentes de la experiencia de la “Gioventù Studentesca”. A partir de 1968, los miembros de la Memores Domini advirtieron la exigencia de vivir en común y se constituyeron en Familias. Difundida en Italia y en el extranjero, en 1981, la Asociación fue erigida canónicamente por el Obispo de Piacenza, monseñor Enrico Manfredini. El 8 de diciembre de 1988 el Consejo Pontificio para los Laicos decretó el reconocimiento de la Asociación Laical Memores Domini como asociación internacional de fieles.

Actualmente un equipo de Memores Domini son parte de quienes se ocupan de la vida, cuidado y ayuda del Papa emérito Benedicto XVI. 

Adblock test (Why?)



14:01:00

Por: Nicolás Jouve

(ZENIT Noticias – Páginas Digital / 24.09.2021).- Existe una gran satisfacción a nivel mundial en los medios académicos, científicos y sociales, por el modo en cómo se ha logrado frenar la terrible pandemia de la Covid-19 provocada por el coronavirus SARS-CoV2. Cierto es que aún no nos hemos librado de este terrible suceso sanitario que, a su paso, ha dejado detrás hasta ahora un panorama de más de doscientos millones de afectados y cuatro millones y medio de muertes en todo el mundo, al margen de las graves secuelas para la economía y las restricciones en la vida laboral, cultural, y social de muchos países. Sin duda, en todo esto la peor parte se la han llevado los países más pobres.

Ahora, cuando todo parece inducir a pensar que lo peor ha pasado, es hora de analizar lo sucedido, y uno de los puntos más importantes a destacar es cómo ha sido posible frenar de forma tan efectiva la aparentemente imparable fuerza de una pandemia tan virulenta como la que mantiene en vilo a la humanidad desde principio del 2020. 

Además de otros factores, que afectan a la eficacia de los sistemas de salud de todo el mundo, sorprendidos y en muchos casos desbordados por la fuerza de la pandemia, hoy, en los medios científicos y sanitarios se concede con razón el mérito de su bloqueo a la consecución de unas vacunas de calidad, eficaces y seguras, y a su distribución en un tiempo record. Si bien, hay países pobres de los que no tenemos constancia ni datos fiables sobre cómo se está combatiendo la pandemia. Obviamente, no se debe consentir la pérdida de recursos sanitarios, vacunas y otros tratamientos, que parecen sobrantes en los países ricos, mientras faltan personas por vacunar en las zonas más vulnerables y deprimidas del planeta.

Además de las cuestiones éticas, interesa conocer las razones del éxito de las campañas de vacunación a nivel mundial.

Entre las vacunas que han contribuido al más que aparente bloqueo de la pandemia destacan sin ninguna duda las dos primeras en recibir el beneplácito de la Organización Mundial de la Salud y la autorización de las Agencias nacionales e internaciones del Medicamento, empezando por la FDA (Agencia del Medicamento y la Alimentación de los EE.UU.), y la EMA (Agencia Europea del Medicamento). Se trata de las vacunas de ARN mensajero, ARNm, obtenidas por los consorcios biotecnológicos de ‘Pfizer-NBiotech’ y ‘Moderna’, tras unos ensayos clínicos acelerados por las circunstancias, pero suficientes para garantizar su rápida aplicación. Ya los primeros países en utilizarlas, como Israel y el Reino Unido, a primeros de 2021, ofrecieron la mejor muestra de su capacidad y eficacia para combatir la pandemia. 

Debido a ello, a nadie le ha de extrañar que el próximo premio Nobel de Medicina le sea otorgado a los investigadores que han contribuido a la producción de estas vacunas. El problema surge al constatar la gran cantidad de actores de este gran logro, que lejos de una improvisación sobre la marcha, posee unos antecedentes desde hace varias décadas. 

Era costumbre de los premios Nobel su adjudicación, entre otros, al promotor de la idea que da lugar al avance científico que contribuye al bienestar de la humanidad objeto del premio. Hay que decir era, y no es, por lo que ocurrió precisamente con el Nobel de Química del año pasado, otorgado con toda justicia a la francesa Emmanuelle Carpentier y la americana Jennifer Doubna, por la propuesta de aplicación de la revolucionaria tecnología del CRISPR.Cas para la edición de genes implicados en enfermedades, pero con el imperdonable olvido del español Francisco Mojica, auténtico descubridor del sistema CRISPR-Cas que haría posible tales aplicaciones.

Este año, en el Nobel de Medicina, los candidatos son muchos y las razones para su consideración también son múltiples, por lo que el embrollo a la hora de considerar a quien le corresponde el mérito de las vacunas contra la Covid-19 es enorme. Hace unos días, la gran revista de ciencia Nature, publicaba un extenso artículo titulado La enmarañada historia de las vacunas de ARNmen el que explicaba paso a paso y con todo detalle cómo se gestaron estas vacunas, que lejos de una improvisación, tienen tras de sí una historia de décadas de trabajo y decenas de investigadores implicados. Además, en el artículo se describen las decenas de empresas, spin-off, farmacéuticas y laboratorios que han intervenido, las disputas y los problemas de patentes y económicos por el enorme coste de los proyectos, muchas veces de dudoso éxito. Dejo a la elección de los lectores el seguimiento de los múltiples y enrevesados detalles de esta interesante historia, que pueden encontrar en el citado artículo, para ceñirme a lo que, desde un punto de vista científico y académico más interesa, quienes fueron los principales actores e ideas que darían paso a la obtención de las preciadas e innovadoras vacunas de ARNm contra la Covid-19. 

En cuanto a las ideas que han contribuido a la obtención de estas vacunas hay tres que resultan fundamentales: 

·       La propia idea de introducir artificialmente en las células ARN mensajero, con la información para la síntesis de proteínas para generar una respuesta inmune. Es decir, utilizar el ARNm como un fármaco.

·       La investigación sobre las condiciones que habría de tener la molécula sintética del ARNm para su correcta expresión en el interior de las células receptoras.

·       El método para canalizar la introducción del ARNm en las células. La canalización utilizando como vector unas gotitas de grasa.

Cada una de estas aportaciones tiene sus propios actores principales, unos investigadores, unos laboratorios y unas investigaciones con resultados mutuamente complementarios para un importante logro final. Hay además una pléyade de compañías farmacéuticas y biotecnológicas que, habrán contribuido favoreciendo y creando los productos que al final llegan a la población. Sin embargo, en este comentario nos vamos a referir a los investigadores, que son los que a la postre utilizan su imaginación y su inteligencia al servicio de una causa, en función de la cual merecen un reconocimiento como el que sin duda le otorga el Instituto Karolinska de Suecia. 

A finales de 1987, Robert Malone, un estudiante graduado en el Instituto Salk de Estudios Biológicos en La Jolla, California, realizó un experimento histórico. Mezcló cadenas de ARN mensajero con gotitas de grasa, para crear un preparado molecular. Las células humanas bañadas en este preparado genético absorbieron el ARNm y comenzaron a producir proteínas a partir de él. Malone escribió y firmó unas notas, el 11 de enero de 1988, que señalaban la posibilidad de utilizar el ARN mensajero como un medicamento. Sin duda, esta es la piedra angular, el auténtico trampolín hacia las dos vacunas más importantes contra la Covid-19 administradas a cientos de millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, las dificultades técnicas y el elevado coste económico del desarrollo de vacunas a base de ARNm hicieron que se abandonara temporalmente el camino iniciado por Malone.

La idea no fue desatendida, y así, un inmunólogo del cáncer, Eli Gilboa llevó a cabo la fundación de la primera compañía terapéutica de ARNm, en 1997, con el fin de combatir el cáncer. Propuso tomar células inmunes de la sangre y perfundirlas para que tomaran ARNm sintético que codificaba proteínas tumorales. Gilboa y sus colegas del Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, demostraron su eficacia en ratones. Este trabajo tuvo una consecuencia importante. Inspiró a los fundadores de las firmas alemanas CureVac y BioNTech, dos de las compañías de ARNm más grandes que existen en la actualidad, a comenzar a trabajar en ARNm.

Una segunda idea de gran importancia en el éxito de estas vacunas surgió cuando se atacaron las condiciones que debe tener el ARNm sintetizado en el laboratorio para su correcta expresión en las células receptoras. la bioquímica Katalin Karikó y el inmunólogo Drew Weissman, entonces en la Universidad de Pensilvania (UPenn) en Filadelfia, hicieron lo que ahora se reconoce como un hallazgo clave para el logro de las vacunas de ARNm, alterar algunas de las bases nucleotídicas del ARNm para facilitar su dispensación y conseguir que resista las defensas inmunes innatas de las células receptoras. En 2005, estos investigadores informaron que sustituir uno de los nucleótidos del ARNm, la uridina, por un análogo llamado pseudouridina, impedía que el cuerpo identificara el ARNm como un enemigo. 

Otro investigador, el biólogo Derrick Rossi, que trabajaba en células madre en el Boston Children’s Hospital en Massachusetts, demostró que los ARNm modificados podrían usarse para transformar las células de la piel, primero en células madre embrionarias y luego en tejido muscular en contracción. Muchos expertos consideran que el descubrimiento de Karikó y Weissman es una pieza clave que merece el reconocimiento en el logro de las vacunas de ARNm.

La tercera pieza clave para la obtención de las vacunas contra la Covid-19, es la de conseguir un modo eficaz de introducción del ARNm en las células humanas para su correcta expresión. Sería Pieter Cullis, bioquímico de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, Canadá, que ya desde 1990 venía trabajando en una innovación crucial que no tiene nada que ver con el ARNm, sino con el medio de transporte para su interiorización en las células. Se trata de unas pequeñas burbujas de grasa conocidas como nanopartículas lipídicas, o LNPs, que protegen el ARNm y lo transportan a las células. Las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna y CureVac, utilizan diversas combinaciones de estos compuestos.

Dando por sentado que el Premio Nobel de Medicina recaerá en los creadores de la tecnología del ARNm, hay, por supuesto, decenas de laboratorios y cientos de investigadores que han intervenido en la historia que nos ocupa. Sin duda, las ideas fundamentales se deben a algunos de los citados, pero los miembros del comité del Instituto Karolinska tienen una difícil papeleta en la elección de los premiados.  Quienes aparecen con más frecuencia entre los entendidos son la bioquímica Katalin Karikó y el inmunólogo Drew Weissman, que ya han ganado el Premio Princesa de Asturias de España a la Investigación Técnica y Científica 2021, junto al inmunólogo Philip Felgner, los médicos Uğur Şahin y Özlem Türeci, el biólogo Derrick Rossi y la vacunóloga Sarah Gilbert, todos ellos protagonistas importantes de diferentes aspectos de la vacunación contra la Covid-19.

Si nos ceñimos a la idea original, como ha sido tradición en la adjudicación de los premios Nobel con anterioridad, sin duda, hay que incluir entre los candidatos al biólogo molecular y virólogo Robert Malone, pionero en la introducción del ARNm como fármaco, ya a finales de los años ochenta.

Finalmente, en un panel justo de los premiados, debería estar incluido el bioquímico Pieter Cullis, por conseguir mejorar un sistema eficaz de introducción del ARNm en las células humanas.

Pronto sabremos a quien se le otorgan los premios Nobel de Medicina de este año. Pero por encima de todo está el hecho de que sean quienes sean, la humanidad les quedará eternamente agradecida por su especial contribución a una causa que, para cuando todo termine, podremos decir que ha sido una de las páginas más brillantes de la historia de la ciencia y la medicina en los últimos decenios.

Adblock test (Why?)



14:01:00

Por: Enrique Villegas

(ZENIT Noticias / Buenos Aires, 24.09.2021).- Se hizo circular por redes sociales una falsa carta atribuida al nuncio del Papa en Argentina, Mons. Miroslaw Adamczyk. En la misiva, se hace creer que el nuncio llama la atención del sacerdote Víctor Hugo Centeno por no dar la Eucaristía como los fieles la piden, es decir, en la boca.

Tanto la Nunciatura como la Conferencia Episcopal Argentina han advertido de que se trata de una fake news y piden no prestarse a reenvíos o republicaciones pues la carta no la escribió el nuncio del Papa.

«Sabemos desde hace algún tiempo que las noticias e incluso las imágenes se pueden manipular fácilmente por diversas razones, a veces simplemente por puro narcisismo», escribió el Papa en el mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2021. Y añade: «Todos somos responsables de las comunicaciones que realizamos, de la información que compartimos, del control que podemos ejercer sobre las noticias falsas al exponerlas».

Adblock test (Why?)



11:01:00

Por: P. Jorge Enrique Mújica, L.C.

(ZENIT Noticias, 23.09.2021).- Se ha hecho una costumbre que, en los viajes apostólicos del Papa, éste se reúna con la comunidad de jesuitas presentes en el país visitado. Esto también sucedió en el viaje a Eslovaquia de mediados de septiembre de 2021. Resultado de ese encuentro y coloquio es lo recogido, traducido a varios idiomas y publicado por La Civiltá Cattolica, revista de la Compañía de Jesús, que es la que tiene el monopolio de esos encuentros que, en principio, tienen la categoría de privados.

En la transcripción del encuentro con los jesuitas de Eslovaquia hay varias declaraciones del Papa que han nutrido diversos titulares en la prensa especializada y generalista. Uno de ellos es la identificación de la cadena de televisión EWTN a esto que dijo el Papa:

“(…) hay una gran cadena de televisión católica que habla continuamente mal del Papa sin ningún problema. Puede que yo personalmente me merezca estos ataques e insultos, porque soy un pecador, pero la Iglesia no se merece esto: es obra del diablo. Incluso se lo dije a algunos de ellos”.

Se ha afirmado que EWTN es la “gran cadena de televisión católica” referida por el Santo Padre. La realidad es que el Papa no dijo el nombre y hay varias cadenas de televisión confesionales católicas de alcance mundial. Sin embargo, desde EWTN parecieran haberse adelantado a esta posible identificación cuando en febrero de 2020, en el programa de Alejandro Bermúdez, “Cara a cara”, este aborda clara y directamente el tema diciendo: “El Papa es el Papa. Y todos los demás que dicen hablar por el Papa no son el Papa y por lo tanto van a ser blanco de las críticas cuando les corresponde. Y entonces, si eso les hace creer que eso es estar en contra del Papa, es problema de ellos. Pero uds. Son testigos -dice señalando al público- de que EWTN de ninguna manera se ha alejado del Papa porque la defensa del pontificado estuvo en el corazón de Madre Angélica y forma parte de la fidelidad a la misión de Madre Angélica cumplir con esa misión” (puede verse el video completo en este enlace).

Bermúdez, también director de grupo ACI, no es el único que desde EWTN ha confirmado la fidelidad de la empresa al Papa. Hace tres años, en un mes de septiembre, el CEO de EWTN, Michael Warsaw, dijo a la agencia de los obispos italianos: “nuestra fidelidad al Papa Francisco está demostrada en el hecho de que todos los canales de la red EWTN han transmitido en directo todos los eventos importantes del Pontificado de papa Francisco, de forma que sus mensajes lleguen directamente”. La declaración se daba en un contexto muy concreto: algunos portales vinculados a EWTN habían publicado por entonces la carta del ex nuncio del Papa, Mons Viganó. De ahí que Warsaw agregara: “Nuestra motivación es sólo ayudar a que la verdad salga fuera por el bien de la Iglesia y las víctimas de este escándalo”. Y añade: “Siendo un medio católico siente la responsabilidad de buscar la verdad incluso si se trata de una verdad difícil para la Iglesia. Pero la red permanece fiel a la Iglesia y llama también a los otros a esta fidelidad”. En esta misma dirección iba un artículo del mismo Warsaw en el National Catholic Register del 7 de septiembre de 2018.

Adblock test (Why?)



Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets